La cifra de fallecidos por coronavirus sigue preocupando en España, que ha registrado 262 nuevas muertes en la última jornada. Un dato que podría ser mayor, ya que algunas comunidades autónomas no lo publican ni sábado ni domingo. En la ultima semana, más de 2.300 personas han muerto en nuestro país. El peor dato se vivió el martes, con 537 fallecidos, la cifra más alta solo superada por el pico de la pandemia en abril.

Sin embargo, y desde entonces, la tendencia ha ido disminuyendo jornada tras jornada. Se mantiene a la baja el número de nuevos casos. La Comunidad de Madrid ha contabilizado 587 nuevos casos frente a los 1.523 notificados el día anterior, de los que 140 corresponden a las últimas 24 horas, y también han bajado los fallecimientos a 8 frente a los 31 del sábado, según el informe epidemiológico diario de la Consejería de Sanidad.

En Euskadi se han notificado 512 en las últimas 24 horas, 106 menos respecto al día anterior. En La Rioja, los casos activos también han descendido en 89. Y en Murcia, los contagios diarios han bajado de los 200 casos: en total, 161, 55 menos que en la jornada anterior. Una de las cifras más favorables de estas últimas horas se ha dado en Navarra, donde se ha alcanzado el dato más bajo desde el 17 de agosto con 68 nuevos casos.

En cuanto al número de hospitalizados, también ha disminuido en la última semana. Según el Ministerio de Sanidad, el lunes había 17.695 ingresados por COVID-19. Mientras que el viernes, cinco días después, esa cifra era de 14.819,lo que supone 2.876 personas menos hospitalizadas; un descenso pronunciado si se tiene en cuenta que, del 30 de octubre al 27 de noviembre, la caída en el número de enfermos con COVID-19 en planta ha sido de 3.343 personas.

Aún así, hospitales como el Civil de Málaga han aumentado el número de camas ante la posibilidad de esa temida tercera ola. En Granada, por su parte, la Junta de Andalucía ya ha anunciado que se flexibilizan las restricciones. La provincia recupera la actividad no esencial cerrada desde el 10 de noviembre para frenar la expansión de la COVID, lo que permite abrir a la hostelería y el pequeño comercio hasta las 18.00 horas.

Sin embargo, los expertos lo siguen advirtiendo: pese a los datos favorables, no podemos relajarnos. Hay que seguir manteniendo las medidas de seguridad y no dejarnos llevar por el frenesí de las compras navideñas, como ha ocurrido en las últimas horas en ciudades con Málaga y Madrid.

"Cuidado, podemos vivir una tercera ola en breve"

En el primer encendido de las luces de Navidad, ambas capitales sufrieron aglomeraciones de personas que podrían desembocar en un nuevo aumento de la cifra de positivos de coronavirus. "Cuidado con esto porque podemos vivir una tercera ola en breve", ya han advertido numerosos profesionales sanitarios, que recuerdan la importancia de evitar que España vuelva a sufrir una situación a la vivida en abril y en estas últimas semanas.

De momento, nos encontramos lejos todavía de ese umbral de 50 casos por 100.000 habitantes que debemos alcanzar en cuanto a la incidencia acumulada. Actualmente, esa cifra en España es seis veces mayor, con 300 casos por cada 100.000 habitantes. Por eso, es necesario insistir en la necesidad de mantener las restricciones durante las semanas previas a Navidad si no queremos llegar a una situación aún más grave.