El Ministerio de Sanidad, en su actualización diaria de datos del coronavirus en España, ha sumado este lunes 78 nuevos contagios de COVID-19 en las últimas 24 horas, 1.244 más desde el pasado viernes. Sanidad también ha registrado tres fallecimientos durante el fin de semana. Así, la cifra de defunciones desde el inicio de la pandemia en España asciende a 28.388, y la cifra total de contagios se sitúa en 251.789 casos.

Más concretamente, en los últimos siete días se han contabilizado 417 nuevos casos, la mayoría localizados en Cataluña, con 1.200; Madrid (317); Andalucía y Galicia con 317 cada uno; y Aragón con 171.

Además, los fallecidos registrados durante este periodo de tiempo (última semana) son 12, concentrados en Madrid (3); Cataluña, Castilla y León y País Vasco con dos fallecidos en cada comunidad; y Castilla-La Mancha, Aragón y Andalucía con uno.

"Hemos incrementado la capacidad de detectar casos"

Fernando Simón, director del Centro de Cooordianción de Alertas y Emergencias ha señalado que de estos últimos casos, registrados a raíz de los brotes localizados mayormente en Cataluña y Galicia, hasta el 70% corresponden a casos asintomáticos que han sido localizados gracias al control de contactos estrechos de cada infectado.

Por ello, el también portavoz de Sanidad ha indicado que "estamos incrementando la capacidad de detectar" los nuevos contagios mediante el rastreo y la rápida actuación del sistema.

El confinamiento de Lleida, "un acto valiente"

Además, Simón ha calificado de "acto valiente" el confinamiento decretado en Lleida y su comarca tras sufrir un repunte de contagios en la zona. "Hay algunos que están aumentando el número de casos por encima de lo que nos gustaría, pero también se están tomando buenas medidas", ha señalado el portavoz.

También ha valorado el brote del País Vasco: "Se inició por contagios de otras comunidades autónomas, de un brote familiar pasó a ser mixto", ha explicado. Así, ha considerado que se ha actuado correctamente y ha insistido en que notificar los contagios a las autoridades es una cuestión de "responsabilidad personal".

"Cuando se inician síntomas deberíamos saber que tendríamos que aislarnos. Es una cuestión de responsabilidad personal, que difícilmente se puede controlar desde las instituciones. Tiene que haber responsabilidad individual o de lo contrario habrá de nuevo medidas de restricción y confinamiento", ha añadido el epidemiólogo.