Sanidad ha informado de 21.071 nuevos contagios y 121 muertes durante el fin de semana, cifras ligeramente inferiores a las del fin de semana pasado y que dan así un respiro en el crecimiento de esta cuarta ola.

Sin embargo, la incidencia acumulada ha aumentado 17 puntos desde el viernes, situándose en los 230 casos por 100.000 habitantes y subiendo en todas las comunidades autónomas salvo cinco: Asturias, Ceuta, Extremadura, Melilla y Navarra, aunque en esta última supera los 420 casos.

A pesar de la subida de la incidencia, el portavoz de Sanidad, Fernando Simón, ha asegurado, aunque insistiendo en la precaución de estas palabras, que parece que "el efecto que se podría haber esperado por el incremento de la movilidad en Semana Santa no se está produciendo".

En este sentido, Simón ha insistido en que el incremento de la incidencia a siete días se sitúa en 109 casos: "Da la sensación de que sí podríamos estar en una situación en la que se ha estabilizado ya ese incremento de casos y que, de seguir incrementándose, sería un incremento pequeño". Una teoría que tendrá que confirmarse con los datos de los próximos días.

Por eso, afirma: "Esta cuarta ola no parece que vaya a acercarse a lo que observamos en el resto". Algo, ha dicho, que se debe "al esfuerzo de la población, el esfuerzo de las instituciones por dictar las medidas y a la vacunación, que progresivamente va aumentando la población inmune".

Sin embargo, la presión en los hospitales continúa. La ocupación en UCI se sitúa hoy en un 22,40% por parte de pacientes COVID, y nueve comunidades autónomas superan ya el riesgo extremo: La Rioja, Madrid, Cataluña, País Vasco, Navarra, Ceuta, Melilla, Castilla y León y Aragón. Los hospitalizados en planta por coronavirus también han ascendido. Así, el número de ingresos este fin de semana duplica con creces al de las altas: 391 altas frente a 931 ingresos.

"Podemos esperar todavía un incremento en la ocupación de UCI y hospitalaria", ha advertido Simón, que ha asegurado que el pico máximo en este sentido podrá no observarse hasta final de mes, y será diferente en las diversas comunidades autónomas.

En total, desde el inicio de la pandemia en España han fallecido 77.102 personas a causa del coronavirus y 3.428.354 se han contagiado de la enfermedad, según las confirmaciones por prueba PCR.

La esperanza, en la vacunación

La esperanza de Sanidad para combatir esta cuarta ola continúa en la vacunación. Actualmente, un 7% de la población española está vacunada con pauta completa, mientras que los vacunados con una sola dosis ascienden a casi un 20% de la población de nuestro país.

Uno de los contratiempos en este sentido está siendo la suspensión de la vacunación con AstraZeneca a menores de 60 años. Sanidad baraja que las personas de este rango de edad que tengan que recibir aún la segunda dosis puedan inocularse otra vacuna para completar su vacunación.

De hecho, el Instituto de Salud Carlos III ya ha lanzado el estudio 'CombiVacs', que evaluará la posibilidad de administrar una dosis de la vacuna de Pfizer en personas que han recibido solo una dosis de AstraZeneca.