A una semana de la Navidad, la incidencia acumulada de coronavirus sigue subiendo en España y se sitúa ya en los 207,26 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, cuando la víspera esta tasa se situaba en 201,16.

Una tendencia ascendente de la pandemia que, según ha indicado Fernando Simón en rueda de prensa, es "muy probable" que se mantenga "hasta por lo menos mitad de enero o incluso finales del mes que viene".

El Ministerio de Sanidad ha notificado este jueves 12.131 nuevos casos de COVID-19 en España, de los cuales 5.763 se diagnosticaron el día anterior, con lo que el total desde el inicio de la pandemia asciende ya a 1.785.421 casos en nuestro país.

En su último informe, el departamento que dirige Salvador Illa da cuenta, asimismo, de un total de 48.777 defunciones por COVID-19 desde que estalló la crisis sanitaria, 181 víctimas mortales más que ayer, miércoles.

Datos que llegan cuando aún no se han terminado de ver las consecuencias del puente de la Constitución, que se observarán hasta principios de la semana que viene, según el director del CCAES, y a tan solo unos días de que den comienzo las festividades navideñas, "con el impacto potencial en la transmisión".

Un repunte tras la relajación de medidas

Según ha precisado Simón, 10 regiones españolas han entrado en una fase ascendente, mientras que los nueve territorios restantes se han estabilizado. Un repunte que Sanidad atribuye a "la modificación de las medidas que se estaban aplicando" hasta finales de noviembre y principios de diciembre, a lo que posiblemente se sumarán los efectos del puente.

"No podemos asegurar que sea estrictamente por la relajación de las medidas institucionales", ha matizado, señalando que "cuando se relaja una medida institucional, tiende a haber una relajación de las medidas de protección personal individuales".

Las medidas podrían endurecerse en los próximos días

El doctor Simón, que no descarta que este cambio de tendencia pueda significar el inicio de una tercera ola -"desde luego, es una opción", ha reconocido- ha advertido de que, aunque los países europeos que han adoptado cierres más drásticos ante la Navidad tienen situaciones epidemiológicas peores que el nuestro, "es muy posible que en algunas comunidades haya medidas más importantes en los próximos días, si no en todas"

"La opción está ahí", ha afirmado, sobre endurecer las medidas, señalando que el cambio de tendencia "nos tiene que hacer reflexionar a todos". En cualquier caso, ha aseverado, "relajar las medidas todavía no es una opción".

En este sentido, Simón, que ha insistido en que probablemente serán necesarias medidas más duras en los próximos días, ha señalado que "no estamos como están, por ejemplo, en Alemania" -donde se ha impuesto un confinamiento duro- aunque "es posible que en unas semanas estemos como ellos".

Si no se consigue parar este incremento, ha alertado, "todavía quedan muchas opciones, hasta en un momento determinado, si fuera necesario, un cierre completo". Así, preguntado por la posibilidad de "cancelar las Navidades", Simón ha dicho que "lo que se cancelará es una forma de celebrar las Navidades, si es que se hace".