El Ministerio de Sanidad ha notificado en su informe de este martes 10.057 nuevos contagios de COVID-19 y 530 defunciones, mientras la incidencia acumulada sigue bajando y se sitúa ya en 385,65 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Una cifra que confirma la tendencia a la baja de este indicador, que el lunes se situaba en 416,91 casos, aunque aún no baja el umbral considerado de 'riesgo extremo', establecido en los 250 casos por 100.000 habitantes.

De acuerdo con la última actualización del departamento que dirige Carolina Darias, desde el inicio de la pandemia se han infectado 3.096.343 personas en España por coronavirus, que hasta la fecha se ha cobrado 65.979 víctimas mortales en nuestro país.

En la última jornada, la incidencia ha descendido en todas las comunidades y solo dos territorios se sitúan en estos momentos por encima de los 500 casos: Madrid (529,02) y Melilla (588,53).

En cuanto a la presión asistencial, los datos de este martes reflejan 1.435 hospitalizados menos que la víspera y el total de ingresados baja ya de los 20.000 (19.595 hospitalizados). La ocupación en planta cae más de un punto con respecto al lunes y se sitúa en el 15,35%, mientras que la ocupación de UCI por pacientes COVID baja levemente y pasa del 37,95 registrado ayer al 37,39%.

Por comunidades, La Rioja sigue siendo la única por encima del 50% de camas UCI ocupadas por enfermos de COVID-19, pero otras cinco regiones continúan por encima del 40% (Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid).

En este sentido, en su comparecencia del lunes, aunque confirmó la "evolución descendente clara" de los contagios, Fernando Simón insistió en que los datos son aún "muy altos" y en la necesidad de "ir muy despacio y con pies de plomo" en la relajación de las restricciones. "Si no, corremos todavía el riesgo de una cuarta ola", aseveró, destacando que el descenso de la hospitalización, sobre todo en Cuidados Intensivos, es "muy, muy lento".

"Estamos bajando décima a décima", insistió, señalando que "tenemos que garantizar que la incidencia sigue manteniéndose a niveles muy bajos para dar margen a que las UCI se recuperen".