Por cada contacto positivo los rastreadores llegan a entre una y cinco personas que han tenido relación con ese caso contagiado de COVID-19. Una de las calves podría ser la definición que hay de contacto estrecho.

El epidemiólogo Salvador Peiró explica que en España se considera "contacto estrecho" a quienes hayan estado juntos 15 minutos a menos de metro y medio y sin mascarillas". Algo que, según indica, "reduce mucho los potenciales contactos estrechos".

Por eso el rastreo debe ser más eficaz, para que las pruebas PCR se hagan realmente a quien ha tenido contacto con ese contacto positivo. "Si se hacen a las personas que no son las adecuadas es que no se está haciendo el rastreo como debería hacerse en condiciones normales. Para llegar a las cifras optimas de rastreo se necesitaron muchos más rastreadores y de pruebas", apunta Lorenzo Armenteros, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales.

Además, entre labor de estos rastreadores está no solo el contactar y avisar de que es positivo, también advertir de que deben guardar cuarentena. Algo que en muchos casos no se está cumpliendo.

"Hemos localizado a la gente haciendo la compra o en su puesto de trabajo", cuenta Marisa Fernández, responsable de Atención Primaria en la Comunidad de Madrid. El papel de los rastreadores pasa entonces por avisar a las autoridades, haciendo un requerimiento a la policía municipal para que siga estos casos.

Pero además de los que deciden no guardar cuarentena están los casos que no quieren hacerse la PCR. Entre los motivos, en muchas ocasiones, laborales.

Diferencias entre comunidades autónomas

Por comunidades, las que mejor rango de rastreadores tienen son Extremadura que llega a diez, Andalucía a nueve y Ceuta y Melilla con 13 y 11 casos por cada contagio.

En peor situación están Castilla-La Mancha, que llega a tres contactos, La Rioja o Cataluña, que consiguen localizar a un máximo de cuatro contactos estrechos.

A esta falta de rastreadores hay que sumarle que, según el último informe de situación del coronavirus en España que realiza en Instituto de salid Carlos III, el 32% de los casos no saben dónde se han contagiado porque no refieren contacto con otro caso ya diagnosticado.