La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha anunciado un principio de acuerdo entre España y Reino Unido para evitar un Brexit duro en Gibraltar: "Derribamos barreras para construir una zona de prosperidad compartida".

"Se levanta la verja", ha insistido Laya, ya que el acuerdo evita una frontera dura con Gibraltar, que habría quedado como país externo a la Unión Europea, y el Peñón seguirá dentro del Espacio Schengen con "España como miembro responsable". Esto supone que los ciudadanos de ambos territorios podrán cruzar libremente la frontera, ya que el Peñón pertenecerá al espacio común europeo.

"Es el inicio de una nueva relación", ha subrayado la ministra. Este principio de acuerdo será remitido a la Comisión Europea, que establecerá unas directrices de negociación para que se llegue a un acuerdo entre la Unión y Reino Unido, que será aprobado y entrará en vigor en un plazo de seis meses, ha estimado Laya.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha celebrado la consecución del principio de acuerdo: "Iniciamos una nueva etapa. Alcanzamos un principio de acuerdo con Reino Unido sobre Gibraltar que nos permitirá eliminar barreras y avanzar hacia una zona de prosperidad compartida. Firmeza en los principios, progreso para la ciudadanía".

 

Según Laya, durante medio año "se mantendrá la situación actual, pero buscando una aplicación con flexibilidad, que ya existe en Schengen para que el tráfico a través de la frontera sea lo más fluido posible y así se ayude a nuestros ciudadanos del Campo de Gibraltar y los ciudadanos gibraltareños".

Además, la consecución de este acuerdo no supone rechazar las aspiraciones españoles sobre la soberanía del Peñón, ha insistido la ministra: "Somos firmes en nuestros principios a los que no queremos renunciar, pero también aportamos progreso para nuestros ciudadanos, algo que nos demandaban".

Gibraltar fue el territorio británico donde se apoyó con más vigor la permanencia en la UE en el referéndum de 2016, lo cual, según Laya, ha pesado en las negociaciones: "Sería un poco paradójico que en el lugar donde los ciudadanos más querían permanecer en la UE se dieran las consecuencias más duras".

Los controles Schengen que se instalarán estarán en el puerto y en el aeropuerto, con Frontex como "asistente" de estos controles durante el periodo de implementación de cuatro años. Los ciudadanos británicos tendrán que pasar con un control, algo que no sucederá con los españoles.

La reina Isabel II ha firmado el acuerdo

La Cámara de los Lores ha respaldado este miércoles el acuerdo que regulará las relaciones entre Reino Unido y la Unión Europea, y horas después la jefa del Estado, la reina Isabel II, ha firmado también el acuerdo convirtiéndolo en ley y poniendo fin a un año de frenéticas negociaciones.

El acuerdo ha concluido su tramitación parlamentaria en una única jornada y sin oposición en la Cámara Alta. Tras la firma real, la ley entrará en vigor antes de las 23:00 horas del jueves 31 de diciembre, cuando termina el periodo de transición del Brexit.

La portavoz de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, ha anunciado que en la madrugada del jueves, a las 00:25, la reina Isabel II ha dado el asentimiento real al proyecto comercial del Brexit.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado que "las 23:00 horas del 31 de diciembre marcan un nuevo comienzo en la historia de nuestro país y una nueva relación con la UE como su mayor aliado. El momento finalmente ha llegado y ahora es el momento de aprovecharlo".

El histórico acuerdo, alcanzado entre ambas partes el pasado 24 de diciembre tras un año de negociaciones contra reloj, había sido rubricado oficialmente en la mañana del miércoles en Bruselas por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.