España ha logrado llegar a la mitad del objetivo marcado por el Gobierno de tener al 70% de la población inmunizada a finales de agosto, lo que vendría a ser la "inmunidad de rebaño" que nos permitiría vivir con una mayor normalidad. Así, antes de que finalice el mes de julio, el país ya tiene al 35% de la población con la pauta completa, inmunizada.

Este hito se consigue justo cuando se cumplen ya seis meses desde el inicio de la campaña de vacunación "más compleja a la que nos hemos enfrentado en todos los tiempos", ha destacado Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad, durante la rueda de prensa en la que ha actualizado los datos.

Y el ritmo de vacunación, según la experta, va "muy bien, a velocidad de crucero". En el último fin de semana se han administrado de nuevo más de un millón de dosis (1.105.714), mientras que el cómputo durante la semana supera por cuarta vez consecutiva el umbral de los tres millones de dosis por semana (3.600.000 pinchazos la semana pasada). Así, se espera que este martes "nos coloquemos en una cifra superior a los 40 millones de dosis administradas" a lo largo de toda la campaña.

A esos buenos datos, además se suma una previsión esperanzadora. Como ha especificado Calzón, se prevé un récord de llegada de dosis esta semana, con un total de 6.687.430 unidades en los próximos días que volverán a impulsar la vacunación, ahora ya en grupos de edad más jóvenes.

Esta situación ha conseguido que se observe un claro descenso de la letalidad del COVID-19 en nuestro país. El portavoz de Sanidad y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha indicado que en España ahora fallecen dos de cada 1.000 personas a causa de la enfermedad, "unos datos que mejoran mucho respecto a los datos previos".

En este contexto, Simón ha querido lanzar un mensaje tranquilizador a la población, insistiendo en que "la población mayor está bien vacunada". "Lo primero que hay que transmitir a los mayores es que no tienen que seguir teniendo miedo, pero hay un porcentaje de estas personas que pueden no llegar a inmunizarse, uno de cada diez", ha destacado.

Es precisamente a ese porcentaje al que el experto más pide proteger, y para ello, insiste en que los no vacunados (entre los que aumenta la incidencia) deberían de extremar el cuidado a la hora de relacionarse con mayores de 65 para evitar que los vacunados y no inmunizados se puedan llegar a infectar.