España se sumará a un plan coordinado con sus aliados para enviar tanques Leopard a Ucrania. Así lo ha avanzado la ministra de Defensa, Margarita Robles. En una entrevista con la agencia EFE, revela que España está dispuesta a unirse, como hasta ahora ha hecho, al plan europeo. La titular de Defensa ha explicado que España se pondrá en contacto con el grupo de coordinación creado por los aliados para "valorar las necesidades y cuáles son las capacidades de España para poder hacer colaborar en el entrenamiento y ayudar al mantenimiento". "Es verdad que España tiene tanques Leopard, pero la inmensa mayoría de los que tiene necesitan una puesta a punto", ha matizado. Así, no se concreta aún de qué manera participará España, si con tanques, adiestramiento o mantenimiento de los mismos.

La decisión se ha tratado con máxima prudencia y siguiendo una hoja de ruta de unidad europea. El Gobierno espera a que el canciller Scholz explique el plan alemán esta tarde para dar más detalles. "Alemania siempre responderá cuando se trate de apoyar a Ucrania", ha afirmado Scholz ante el Bundestag, para insistir en que esos suministros se harán "en coordinación con nuestros aliados" y condenar la "agresión imperialista" por parte de Rusia.

Scholz confirma así lo anunciado previamente por su portavoz, es decir, que Alemania enviará 14 tanques Leopard 2 A6 procedentes de las reservas del Ejército federal, que entrenará a soldados ucranianos en su manejo y que autorizará el envío de otros Leopard 2 en poder de ejércitos de países aliados. "Nuestra decisión implica que enviaremos una primera compañía de los tanques de nuestro ejército, que corresponden a la versión moderna de los Leopard", afirmó el canciller.

La reacción de Rusia a la decisión alemana no se ha hecho esperar. El embajador de Rusia en Alemania, Sergei Nechayev, ha alertado de es algo "extremadamente peligroso" y que lleva el conflicto "a un nuevo nivel de confrontación". Desde Kiev, la presidencia de Ucrania ha agradecido ese "primer paso" de Alemania. "El primer paso está dado. Ucrania necesita muchos Leopard", ha afirmado Andrej Zermak, jefe de la oficina del presidente Volodímir Zelenski, a través de su cuenta en "Telegram".

La decisión de Alemania ha sido aplaudido por Francia y por Reino Unido, mientras que Suecia, Noruega y Finlandia han abierto también la puerta al envío de tanques.

Acción coordinada de los aliados

En su última intervención en el Congreso, este martes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había evitado concretar lo que haría el Gobierno español. Sin ir más allá, Sánchez aseguraba que España actuaría con "unidad" y en "coordinación" con el resto de países aliados para el envío de carros de combate Leopard a Ucrania. "Nosotros siempre hemos defendido que tenemos que ir de la mano todos los países en esta cuestión, vamos a ver exactamente en qué se sustancia esta decisión", decía.

Mientras, las posiciones políticas difieren. Desde el PP se urgía al Gobierno a proporcionar carros de combate a Zelensky mientras que Unidas Podemos critica el envío de armamento. El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, aseguraba este martes en el Congreso que se han cruzado "muchas líneas rojas" sobre el envío de armamento y se ha preguntado si, ahora que se pide tanques, lo siguiente será reclamar bombarderos o misiles balísticos de largo alcance.

Lo cierto es que España cuenta con un total de 347 carros de combate Leopard, incluido el medio centenar que se encuentra almacenado en Zaragoza desde hace más de una década y cuyo estado, según la ministra de Defensa, Margarita Robles, es "lamentable".

El Leopard llegó a las Fuerzas Armadas por primera vez en el año 1995, cuando se alquiló un total de 108 unidades a Alemania para su uso en las bases españolas. Se trataba de la versión 'Leopard 2A4' y los 108 vehículos fueron comprados definitivamente a Alemania en el año 2005 por un total de 16,2 millones de euros.

Tras años de uso, la mitad de esos carros de combate, más de medio centenar, fueron almacenados en un almacén en Zaragoza a partir del año 2012. En concreto, fueron alojados en el Centro Logístico de Casetas de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 41 del Ejército de Tierra.

Además de estos carros de combate, España cuenta con otros 239 vehículos de una versión más moderna, los 'Leopardo 2E', ya fabricados en España por la empresa Santa Bárbara en la fábrica de Alcalá de Guadaira (Sevilla).

Su fabricación se realizó con licencia alemana y los expertos señalan que son mucho más modernos en su sistema de puntería y tiro, estabilización, electrónica y prestaciones. Se trata por ejemplo de los que están desplegados en Letonia desde el año 2017 dentro de la misión de disuasión de la OTAN.