En abril de 2015 una coalición liderada por Arabia Saudí intervino en la guerra que el Gobierno de Yemen libró contra un grupo rebelde y lo hizo a bombardeos. 'El País' publica que España apoyó en secreto esa guerra.

La forma de hacerlo fue la venta a Arabia de las célebres 400 bombas de precisión cuya entrega quiso paralizar la ministra de Defensa. Margarita Robles pedía este miércoles explicaciones al PP sobre una operación cerrada en mayo o junio de 2005, con Pedro Morenés al frente de Defensa: "Parece ser que había acuerdos secretos, expliquen ustedes qué es lo que hay".

El contrato secreto tiene una anormalidad: las bombas vendidas son de fabricación estadounidense y pertenecían a la reserva de guerra del Ejército español. Defensa debe reponer esas bombas lo antes posible y fuentes del ministerio aseguran a laSexta Noticias que el coste será muy superior a los nueve millones de euros que pagaron por ellas los saudíes.

Este miércoles la sucesora de Morenés, María Dolores de Cospedal, prefería guardar silencio sobre una operación que supone un apoyo logístico de España en la guerra de Yemen.