Este domingo, miles de personas se concentraron en la madrileña Plaza de Colón sin mascarillas y sin mantener las distancias de seguridad para negar la existencia de la pandemia por coronavirus que tachan de "farsa".

Entre gritos que se podían escuchar se encontraban 'Bote, bote, bote, aquí no hay rebrote' o 'Lo que mata es el 5G'. Eslóganes que han causado la indignación de la sociedad como también lo ha hecho el gesto que ha tenido una de las asistentes con uno de los profesionales que cubrían las protestas.

Se trata de la imagen de una mujer escupiendo a un cámara de TVE. En las imágenes se ve cómo la señora lanza un lapo directamente al objetivo, hace una peineta y luego golpea la cámara para evitar que sigan grabando. Una acción que muchos internautas han denunciado de forma pública a través de las redes sociales.

 

La Delegación del Gobierno investigará la concentración

Según ha anunciado la Delegación del Gobierno en Madrid a través de su cuenta oficial de Twitter, se "investigarán los hechos ocurridos en la concentración contra el uso de mascarillas celebrada en Madrid" y se tomarán "las medidas adecuadas", ya que según señala en la red social "esta concentración no se ha desarrollado según lo dispuesto por la Delegación del Gobierno".

 

Una manifestación a la que también reaccionaba el delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, con un tuit en el que aseguraba que la concentración "no se ha desarrollado siguiendo las pautas sanitarias esenciales, ni ha respetado los términos que dispuso la Delegación del Gobierno en Madrid, por lo que se estudiarán las medidas a adoptar".

 

Además, según ha asegurado este lunes en la Cadena SER lo ocurrido "no le va salir gratis a las personas que han puesto en peligro su salud y la de los madrileños" y ha advertido de que el incumplimiento de las normas "se sancionará con la máxima dureza" que permita la ley.