Primera reacción desde Esquerra al segundo grado propuesto por las Juntas de Tratamiento para los presos independentistas, entre ellos Oriol Junqueras. Sergi Sabrià, diputado de ERC en el Parlament, ha dicho que la solución es que salgan de prisión y que a partir de ahora empiezan "una batalla" para que salgan y pasen del segundo al tercer grado penitenciario, también calificado de semilibertad.

"El diálogo no puede ir acompañado de represión" ha dicho Sabrià, que ha añadido: "para que un diálogo llegue a buen puerto hay que aparcar la represión". Aunque se trata de una decisión técnica, dice, "la diferencia es que se trata de presos políticos".

ERC estudia si presenta un recurso y JxCat cree que el tercer grado "era posible".

Y asegura que van a estudiar si presentan un recurso contra esta decisión que aún no es firme. Tienen que evaluar la clasificación de segundo grado, entre otros, los psicólogos, y tienen un plazo máximo de dos meses.

Para Junts per Catalunya, el tercer grado "era posible" y según Josep Costa, "se debería haber elegido la fórmula menos lesiva". A su juicio, "hay una presión política y mediática para que estos presos cumplan su castigo". Para Laura Borràs, diputada de JxCat en el Congreso, "siempre hemos dicho que son presos políticos, así que encajarían perfectamente en el tercer grado".

Marcel Mauri, de Òmnium Cultural, ha dicho, por su parte, que el debate principal no es la clasificación en grados "sino la libertad inmediata de los presos".

El PP pide explicaciones a Sánchez

En el PP han mostrado "máxima sorpresa" y han destacado que es una decisión grave. "Determina que la Generalitat pueda conceder a un preso de segundo grado beneficios penitenciarios y exigimos a Sanchez explicaciones inmediatas ante la gravedad de que se pueda estar negociando con ERC beneficios penitenciarios para Junqueras, entre otros, que está pendiendo de un hilo la investidura", ha dicho el senador del PP Javier Maroto.

Maroto ha recorado que el reglamento penitenciario "establece como condición para que un preso pueda gozar de beneficios primero que se haya arrepentido del delito y segundo, que no tenga intención de reincidir". "Pues Junqueras y su equipo no cumple ninguna", ha señalado.

"Exigimos a Sánchez que dé la cara y explique si negocia con Junqueras beneficios penitenciarios, de forma inmediata, antes de que se decida si es candidato", porque según Maroto "serían aspectos que van en contra del Estado de Derecho".

Inés Arrimadas, de Ciudadanos, también se ha pronunciado: "Ya dijimos que es un error la cesión de competencias" a la Generalitat porque, según dice, "sus compañeros deciden los privilegios de los presos. Queremos que no se les trate distinto a cualquier otro preso. Somos muy críticos que sean los compañeros de partido de los que han dado golpe de estado quien decida esas cuestiones"

Y más reacciones. Jaume Asens, de En Comú Podem, ha dicho en rueda de prensa en el Congreso que "para normalizar la situación en Cataluña, lo ideal sería la pronta recuperación libertad de los presos". .