Las autoridades advertían que ésta sería una de las semana más duras en la lucha contra el coronavirus y muestra de ello es la saturación de los hospitales madrileños. El Hospital 12 de Octubre se encuentra completamente desbordado: los pacientes se hacinan en Urgencias y, con los boxes repletos, los sanitarios se han visto obligados a poner camas fuera de ellos.

Es lo que muestran las imágenes a las que ha tenido acceso laSexta y que son de los últimos días. La situación impide asegurar la separación entre personas de al menos metro y medio recomendada ya que, ante la falta de camas -cuenta con cerca de 1.400-, también hay enfermos en sillas de ruedas. El estado de concentración es tal, que los sanitarios para poder moverse tienen que sortear a los pacientes, según puede verse en un vídeo tomado este martes en el centro.

Fuera de la sala de Urgencias, más pacientes esperan una cama sentados en sillas de ruedas metálicas en los pasillos del centro, ya que las salas de espera están repletas. En las imágenes puede comprobarse también que el personal sanitario no cuenta con los equipos de protección adecuados.

Sándwich de menú

A todo ello hay que añadirle la escasez en el menú. Según denuncia la hija de una paciente que se encuentra en el hospital en una silla desde el domingo no le están dando comida más allá de un sándwich. Y según confirman fuentes hospitalarias a laSexta en las condiciones en las que se encuentran "es inviable dar comida más allá de eso".

Personal sanitario reparte sándwiches entre los pacientes. | laSexta

Los sindicatos médicos también han denunciado el colapso que sufren otros hospitales. Cuentan que esta madrugada 250 personas esperaban en Urgencias a ser hospitalizadas en La Paz, allí también los pacientes se amontonan en pasillos y salas de espera pero también en habitaciones que no están habilitadas para albergar a pacientes, como el archivo.

Peor es la situación en el Hospital Severo Ochoa de Leganés, donde a las 22 horas de este martes 313 personas se encontraban en Urgencias, cifra que se acerca al total de pacientes que puede albergar el centro en su totalidad. Ante el desbordamiento el Ayuntamiento de Leganés ha habilitado el pabellón Carlos Sastre como hospital de campaña. Tiene 70 camas que se podrían ampliar a 150.

UCI completa

Por otro lado, el Consejero de Sanidad de la región, Enrique Ruiz Escudero, señalaba este martes que la UCI contaba con 1100 camas, aunque apuntó que se trataba de una cifra ampliable, de ellas, 1050 se encuentran ya ocupadas.

Entre tanto, el hospital de campaña de Ifema está funcionando con 300 camas y se espera que en una semana llegue a las 1300 y permita descongestionar los centros madrileños.

Por su parte, el sindicato CSIF ha anunciado que preparará acciones jurídicas ante la fiscalía e inspección de trabajo, para ello ha comenzado a recoger testimonios de profesionales del Ramón y Cajal en Madrid, donde los trabajadores se han plantado ante la falta de material.