Muchos sanitarios, que desde el inicio de la pandemia del coronavirus salvan vidas todos los días en los hospitales, han mostrado su indignación al comprobar cómo muchos padres han incumplido la ley a la hora de salir a pasear con sus hijos.

Ayer fue el primer día en el que los menores de 14 años pudieron pisar la calle por primera vez desde que se decretó el estado de alarma. La mayoría, tal y como ha recalcado el ministro de Sanidad, ha cumplido con las restricciones: solo un adulto para cada tres hijos, una hora de paseo, a un kilómetro de distancia de la vivienda y durante una hora al día, cumpliendo también con el distanciamiento social.

Sin embargo, las redes se llenaron de imágenes que mostraban cómo hubo quién no cumplió con la normativa. Además de la indignación que suscitaron entre los usuarios los vídeos y fotografías de calles y paseos marítimos plagadas de gente, muchos sanitarios también se han pronunciado.

Califican de irresponsables y vergonzosas las conductas de esos padres. Algunos se lamentan de que se desperdicie el tremendo sobreesfuerzo que ellos están haciendo. "No estamos en primera línea para esto" o "los llevaba conmigo a una UCI", han sido algunas de sus mensajes en las redes.

 

Además, han dejado claro que los aplausos sanitarios de las 20:00 horas que inundan toda España cada día, no sirven de nada si no se es responsable.

Algunos también han hablado de los esfuerzos personales que llevan haciendo durante más de un mes: "Tuve que alejarme de mi pareja y vivir solo, ¿y todo para qué' Vergonzoso lo que ha pasado", comentaba un sanitario que, como muchos otros, evita tener contacto con sus seres queridos para evitar contagiarles.

 

Se han puesto sanciones

La Policía ha estado hoy más vigilante en este segundo día de salida de los pequeños para evitar que los padres incurrieran en estas responsabilidades. Ha pedido la documentación a muchos padres y madres, ha controlado el tiempo que han pasado e incluso han puesto algunas sanciones.

Si bien Salvador Illa ha destacado que "el comportamiento del 99% -de los padres, madres e hijos- ha sido modélico", el Gobierno ha querido señalar a aquellos que "han cometido excesos y no han seguido la norma".

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha advertido a los adultos: "No se olviden que incumpliendo las normas están poniendo en riesgo la salud de hijos e hijas".