El empresario Joan Canadell, de perfil marcadamente independentista, se convertirá en el próximo presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, relevando a Miquel Valls. Ejercerá el cargo dos años y a medio mandato le relevará en la presidencia la empresaria Mònica Roca.

Canadell, de 51 años, ingeniero industrial de formación y que ha trabajado en multinacionales como Procter & Gamble y General Cable, se ha distinguido en los últimos años por su claro compromiso con el movimiento a favor de la independencia de Cataluña, llegando a promover acciones como el boicot a empresas españolas.

En 2014 fundó, junto a Jordi Roset, Petrolis Independents, una compañía que cuenta con nueve gasolineras en Cataluña y cuyo logotipo son cuatro franjas rojas acompañadas de una estrella negra, en un guiño a la estelada. En la última gasolinera que abrió en Les Franqueses del Vallès, además, se potenció el color amarillo "como una muestra más del apoyo a nuestros presos políticos y exiliados", según se explica en la página web de la empresa.

Muy activo en Twitter, donde a menudo replica a políticos como Inés Arrimadas, en los últimos meses ha defendido propuestas polémicas, como que la Cámara de Comercio de Barcelona declare al rey persona 'non grata'por el "daño que ha hecho a la economía catalana".

 

Canadell también es fundador del Cercle Català del Negocis, una entidad que pretende convertirse en la entidad empresarial "de referencia en Cataluña", según su página web, y ha promovido acciones como que las empresas catalanas trasladen sus sedes al extranjero hasta que se logre la independencia o el boicot a empresas españolas para lograr la excarcelación de los presos del procés.

"Señores directivos de El Corte Ingés, ¿están de acuerdo en que haya presos políticos?", planteó en una entrevista en 'L'Unilateral'. "Si la respuesta es sí o el silencio, nadie tendría que ir a comprar a El Corte Inglés, y así cada semana con una gran empresa de la oligarquía", añadió, citando a compañías como "Repsol, Telefónica, BBVA, Endesa y Mercadona".

Canadell también animó recientemente a votar a la candidatura independentista Cambres: Eines de País, de la que formaba parte, para "echar a las empresas del IBEX 35" de la Cámara.

La candidatura independentista a la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona, liderada por la ANC, logró a principios de este mes mayoría absoluta en las elecciones. Esta candidatura prometía poner esta corporación de derecho público "al servicio de la república catalana" y marcó distancias con las empresas del Ibex 35, entre ellas algunas grandes corporaciones catalanas.

Ahora la incógnita es si Canadell, mantendrá su marcado perfil independentista o bien adoptará un perfil más institucional durante los dos años que dure su presidencia, ya que un tercio del presupuesto de la Cámara de Comercio Barcelona depende de las transferencias de fondos europeos de la Cámara de Comercio de España y de las aportaciones que hacen las grandes empresas catalanas.