El PSOE anula todos los actos de la campaña electoral previstos por la muerte de Rubalcaba, pero el resto de partidos reanudan este sábado la agenda política con el primer fin de semana de campaña.

El PP ha realizado un acto en Valencia en el que ha participado junto a la candidata a la Alcaldía de la ciudad, María José Català. En él, Casado ha ensalzado las figuras de Fraga, Aznar y Rajoy, pero también recuerda la figura de Rubalcaba. Ha pedido "aglutinar esfuerzos" para gobernar en las alcaldías y autonomías.

Casado ha dicho que es un día triste, sobre todo para los socialistas que lloran la pérdida del que fue su secretario general. Ha comentado que su partido ha demostrado, en los momentos difíciles, estar con el resto de partidos; pero no como el PSOE, que en ciudades como A Coruña permite que se le retire el título de 'Hijo Adoptivo' a un fundador del Partido Popular como Manuel Fraga.

Ha querido también insuflar ánimos a los suyos, comparándolos con un equipo de fútbol que, tras cada derrota, debe recuperarse y salir al campo a ganar. Así, pide el voto para el PP en las próximas elecciones autonómicas para que el estado autonómico suponga un fuerte contrapeso al gobierno de Sánchez. "Todo lo que no sea un voto unido en torno al PP", dice Casado, "caerá en saco roto y lo aprovecharán los Puigdemont"

Se ha mostrado "optimista" y ha considerado que el 26 de mayo hay una "oportunidad de cambiar la historia". Después, ha citado a Cela diciendo: "en el mundo hay dos tipos de personas, los que hacen la historia y los que la padecen".