El candidato a la alcaldía de Barcelona de Junts per Catalunya, Joaquim Forn, asegura desde la cárcel que, si no le dejan ser alcalde, Elsa Artadi, será una gran sustituta.

Es el mensaje de Forn que la número dos ha leído en un acto de campaña. Junts per Catalunya apuesta, además, por un salario mínimo interprofesional (SMI) específico para Barcelona. Dice que en la capital catalana todo es más caro y que no tiene sentido que el salario mínimo sea el mismo en toda España.

"No tiene ningún sentido que socialistas, comunes, iniciativa, Podemos... se congratulen porque el salario mínimo de la ciudad de Barcelona ha llegado a 900 euros al mes. Barcelona debería tener otro salario que llegase a los 1.200 euros al mes", ha dicho Elsa Artadi.