El PSOE ha denunciado ante la Junta Electoral a otra candidata de la lista del PP a las elecciones del 4 de mayo. Se trata de la 'número 56' en la lista de Isabel Díaz Ayuso, Ana Vanesa Torrente.

Los socialistas piden que se investigue su empadronamiento al haber tenido "vecindad administrativa reciente" con Murcia, donde ha ejercido numerosos cargos en el Gobierno Autonómico, como Secretaria General de la Consejería de Presidencia y de Justicia del Gobierno de Murcia, y Secretaría General de los Servicios Jurídicos.

La decisión llega un día después de que la Justicia haya ordenado la expulsión Toni Cantó y Agustín Conde de la lista del PP madrileño al considerar que son "inelegibles" porque se empadronaron fuera del plazo. Lo mismo ocurriría, argumenta el PSOE, con Torrente.

En su escrito detallan que la candidata presentó, como documentación justificativa de reunir los requisitos para la presentación de la candidatura, un DNI donde aparece domiciliada en la Comunidad de Madrid "expedido el 29 de marzo de 2021, que tiene una fecha de validez hasta el 29 de marzo de 2031".

Al haber ejercido en Murcia, entienden que "dicha documentación no acredita una vecindad administrativa en la Comunidad de Madrid anterior al 1 de enero de 2021, fecha de cierre censal para el proceso electoral convocado, lo que le atribuiría la condición de electora, y, por tanto, de elegible, sin que consten elementos fehacientes, añadidos que pudieran acreditar tal condición".

De no acreditarse dicha "vecindad" ni subsanarse, el PSOE cree que "debiera dar lugar a su exclusión como candidata, del mismo modo que se ha acordado judicialmente respecto de los otros dos candidatos en la misma situación".

El PP rechaza ante el Constitucional la expulsión de Cantó y Conde

Tan solo un día después de conocerse que ambos candidatos eran "inelegibles", los populares han defendido en un recurso ante el Tribunal Constitucional que no existe ningún requisito de empadronamiento previo al cierre del censo.

Por su parte, la líder del PP en Madrid ha defendido que una campaña "no cambia por una cuestión burocrática" y ya ha avanzado que tiene "alternativas" si el fallo del Alto Tribunal es contrario a las expectativas de su partido.