Concluye una de las campañas electorales más broncas que ha vivido la Comunidad de Madrid. Los líderes nacionales de los partidos han arropado este domingo a sus candidatos en los mítines finales que han celebrado a horas del comienzo de la jornada de reflexión para el 4M.

La actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido el voto para poder gobernar en mayoría, en un acto multitudinario en Puente del Rey en el que ha insistido en confrontar con el presidente del Gobierno. "El problema de Madrid es Pedro Sánchez", ha sentenciado la candidata popular, que ha reiterado uno de sus lemas más repetidos en campaña: "Madrid es España".

Ha estado acompañada por el líder de su partido, Pablo Casado, que ha apelado a "unir el voto" en el PP como "única vacuna eficaz contra el sanchismo". Casado ha vaticinado que "Madrid será el kilómetro cero del cambio en España" y ha aseverado que "El 4 de mayo va a ser el principio del fin de Pedro Sánchez".

Precisamente, el presidente del Gobierno ha acompañado a su candidato, Ángel Gabilondo, en su acto de cierre de campaña en Entrevías, donde ha llamado a la movilización electoral el próximo martes para hacer realidad el "sueño" de que "por fin la izquierda gobierne en Madrid". "No es solo Madrid, es la democracia", ha sentenciado Sánchez.

También el candidato socialista ha animado a acudir a las urnas masivamente durante su intervención. "Si nosotros no vamos a votar, una cosa está clara: ellos se quedan", ha advertido Gabilondo, que ha vuelto a apelar a "la convivencia" y a "rebajar la tensión", frente al "odio", el "temor" y "la amenaza". Ello, solo horas después varios simpatizantes de Vox le abuchearan en la Puerta del Sol al salir del acto institucional por el 2 de mayo.

Por su parte, la candidata de Más Madrid, Mónica García, ha cerrado su campaña con un mitin en la cuesta de Moyano junto a Íñigo Errejón. Un acto que, según el partido, se ha celebrado "con energía 100% renovable". Durante su intervención, García ha reivindicado que "vivir a la madrileña" es "solidaridad y es empatía", frente a la definición de Ayuso.

El candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha celebrado el final de la campaña en Vicálvaro, donde ha estado acompañado por la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, la ministra Irene Montero y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Durante su discurso, Iglesias ha resaltado que "la extrema derecha es la principal amenaza a la democracia" y se ha referido a la candidata del PP como uno de los "imitadores de Trump" que "no son más que enemigos de la democracia, porque no creen en ella".

Por su parte, Ciudadanos ha puesto fin a su campaña en la Plaza de la Villa de Madrid, en un acto donde han estado presentes Inés Arrimadas y el exvicepresidente madrileño Ignacio Aguado, así como la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís. El candidato de la formación naranja, Edmundo Bal, ha pedido el voto para una propuesta que ha defendido como la "revolución pacífica" de la "moderación".

Finalmente, Vox ha celebrado su acto de cierre de campaña en la Plaza de Colón, en presencia de unas 3.500 personas. Además de la candidata, Rocío Monasterio, ha participado el líder de la formación de extrema derecha, Santiago Abascal, entre otros miembros de la formación de extrema derecha. Monasterio ha llamado a evitar que la izquierda entre en el Gobierno autonómico, durante un mitin en el que también ha insistido en su promesa de reducir el número de consejerías y diputados autonómicos.