El bloque de la izquierda parece estar frenando las expectativas de Isabel Díaz Ayuso de gobernar en la Comunidad de Madrid, acercándose a la presidencia con un posible gobierno entre PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos. Así se desprende del último Barómetro publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que da entre 67 y 73 escaños al bloque progresista y entre 65 y 69 al bloque de la derecha y la extrema derecha.

Estos datos se han dado a conocer solo un día después del debate de los seis candidatos, un debate en el que ha sorprendido el gesto de Ángel Gabilondo, que ha tendido la mano a Pablo Iglesias para lograr gobernar tras los comicios del 4M. Un guante que el candidato de Unidas Podemos ha recogido después de que el socialista dijera hace unas semanas que no pactaría con él.

"Creo que mucha gente de izquierdas no entendió el planteamiento inicial de Ángel. Pensó que si decía cosas de derechas a lo mejor había gente de derechas que le podría votar, pero es imposible. Por suerte, lo van entendiendo los socios del PSOE y hay que saludar esa rectificación", son las declaraciones que ha dejado el que fuera vicepresidente con Pedro Sánchez tras la propuesta del candidato socialista.

Respecto a la encuesta de Tezanos, la formación morada cree que la apuesta de Iglesias de "dejar la vicepresidencia y optar a la Comunidad de Madrid fue un acierto" porque ahora la "izquierda puede sumar". Aunque miran los datos con "cautela", sí "están contentos". También el candidato socialista ha opinado: "Valoramos la encuesta. Pero lo que tenemos que hacer es votar, no nos confiemos".

Iglesias recoge el guante de Gabilondo y Mónica García llama a sumar una mayoría de izquierdas

Desde Más Madrid, Mónica García cree que hay "una alternativa posible" y que es su formación la que está "empujando el bloque". "Cualquier votante que quiera un Gobierno decente tiene que animarse. Nos quedan 12 días. Hace falta un último empujón". Así se ha pronunciado antes de valorar los datos del CIS que le dan una subida hasta 22 escaños. Aún así considera que "lo dejan todo muy abierto" y que "están muy ajustados".

Por su parte, Íñigo Errejón cree que la candidata de Más Madrid "es la más capacitada para ponerse al frente" de la Comunidad "en un momento tan complicado". Asimismo, defiende que la formación sigue "subiendo, algo en lo que coinciden todas las encuesta", pero reconoce que se queda "algo viejo" porque no registra lo ocurrido en el debate electoral.

El bloque de la derecha no da credibilidad al CIS y llama al voto el 4M

La que por el momento no quiere oír hablar de pactos para acceder al Ejecutivo es Ayuso. La presidenta madrileña insiste en llamar a aunar el voto en su persona para gobernar en solitario, si bien optaría "por los partidos que están a su lado". Con los socialistas cree que podrá entenderse "en algún asunto, pero no pactar".

La actual dirigente madrileña cree que Pedro Sánchez está detrás de la campaña de Gabilondo y, a su juicio, "no han parado de mentir en esta campaña". Ya en el debate se dirigió al candidato del PSOE para decirle que "le han cambiado mucho".

Desde el PP cuestionan la última encuesta del CIS porque los resultados "están muy por debajo" de los sondeos "de los medios de comunicación". Así las cosas, el vicepresidente, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que su "gran encuesta es la del 4M, que es donde se juega el futuro de Madrid" y siguen trabajando "con ilusión". Por su parte, el vicesecretario de comunicación, Pablo Montesinos, ha señalado que no merece "comentarios al respecto".

Tampoco dan veracidad a esta encuesta desde la formación de extrema derecha. Vox cree que "Tezanos vuelve a demostrar que su único interés es el de intentar condicionar el voto para dar aire al Gobierno socialista y sus cómplices comunistas". Rocío Monasterio ha manifestado que se está haciendo "una utilización de recursos públicos para fines partidistas".

Ciudadanos cree que los votantes tienen que elegir entre su partido o Vox para gobernar con el PP

Este CIS deja otro dato relevante: deja fuera de la Asamblea a Ciudadanos. A pesar del fracaso del Ejecutivo de coalición con el PP en Madrid, la formación naranja sigue apostando por gobernar con Ayuso. Cree que esta es la única posibilidad de que Vox no entre al Gobierno de la Comunidad de Madrid.

"Desde el minuto 1 estamos diciendo que la cosa está entre Rocío Monasterio y yo. La única manera de que Vox no gobierne en Madrid soy yo. Si estoy en el Gobierno, ellos no estarán". Son las palabras que ha pronunciado el candidato Edmundo Bal este jueves. La misma idea en la que insistió en el debate de Telemadrid.

Tras estas declaraciones, Gabilondo ha llamado a "los votantes de Ciudadanos" a decidir si quieren que su partido "apoye a Ayuso o si quieren un Gobierno serio". Ante la negativa de la formación naranja, ha dicho, "llamo a toda la izquierda para que haya cambios porque tenemos objetivos comunes".