Rodeados de banderas de España y Europa, los socialistas han presentado un programa electoral en el que se comprometen a proteger el nivel adquisitivo de los pensionistas. "Garantizaremos para ello la actualización conforme al coste de la vida, al IPC", ha afirmado Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, durante el acto en el que PSOE también se ha comprometido a impulsar de nuevo un Pacto de Estado por la Educación si logra gobernar tras las elecciones generales.

Sánchez ya avanzó que la ley educativa será una de las primeras medidas en sacar adelante si vuelve a gobernar, aunque el texto del proyecto no cuenta de momento con el apoyo de la mayoría de la oposición. Estaría por ver si el pacto lo propondría antes o después de comenzar la tramitación de la 'Ley Celaá'. Así las cosas, los socialistas han prometido que "en 2025, el 50% de los niños menores de tres años tienen que estar en escuelas públicas infantiles".

En el documento '110 compromisos con la España que quieres', Sánchez ha lanzado una propuesta en su programa electoral consistente en establecer un Ingreso Mínimo Vital para erradicar la pobreza infantil y a aprobar una Ley de familias que incluya todos los modelos y que extenderá la condición de numerosas a las monoparentales y monomarentales con dos o más hijos: "Es la piedra sobre la que vamos a construir la estrategia para luchar contra la población infantil".

Para estas medidas, no obstante, reconocen que necesitarán de más ingresos: "Si queremos justicia social necesitamos justicia fiscal". Insisten en la 'tasa Google' o gravar las transacciones financieras, pero parece que se olvidan definitivamente del impuesto a la banca. Proponen además reforzar la progresividad fiscal. "No se gravará ni a las rentas medias ni a los trabajadores", ha afirmado Cristina Narbona, presidenta del PSOE, en declaraciones a Al Rojo Vivo.

Asimismo, Sánchez ha asegurado en su programa que hará efectiva la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles. Precisa que el permiso de paternidad, que a partir del 1 de abril pasará de 5 a 8 semanas, alcanzará las 16 semanas de forma progresiva en los próximos tres años. Además, dicen que impulsarán la racionalización de los horarios.

El Gobierno ha apuntado además que habrá un nuevo estatuto de los trabajadores y, aunque él no lo ha destacado, insisten: la contrareforma laboral sigue sobre la mesa. "El compromiso del Gobierno sigue inalterable, como el primer día", ha aseverado María Jesús Montero, titular del Ministerio de Hacienda. Por otro lado, el PSOE se compromete a fortalecer el modelo autonómico y a desarrollar la participación de las CCAA en las decisiones del Estado.

Pero no ha incluido entre las 110 medidas la modificación de la Constitución para ir a una España federal, como había hecho en los programas de 2015 y 2016. Sí se compromete a reformar la Carta Magna para limitar los aforamientos y reducir a 300.000 las firmas de la iniciativa legislativa popular. Entre otras medidas, han prometido una ley de eutanasia, de igualdad en el empleo o de apoyo a la familia.