Pedro Sánchez ha anunciado este viernes en Twitter que ha pedido a la Junta Electoral Central que lleve a la Fiscalía la campaña de carteles en Madrid y de redes en Facebook donde se promueve la abstención de los votantes de izquierda.

 

Sánchez habla de "campaña sucia del PP". Pues una de las personas a las que se vincula con esta campaña, Aleix Sanmartín, es un consultor político contratado por el PP. Y así defendía en una entrevista el uso de las campañas negativas "porque son efectivas, porque mueven la opinión pública".

Sanmartín niega estar detrás de la campaña de intoxicación, pero un vídeo en la página web de 'Cuadrangular', una empresa en mexicana, inactiva ahora, admitió hacer una campaña similar en los últimos comicios andaluces. Sanmartín, por su parte, niega también tener relación alguna con esta empresa. En total, infiltraron a más de 700 personas en redes sociales para difundir contenido en contra del Partido Socialista de Andalucía.

El objetivo, tal y como muestran en el vídeo, fue promover la abstención del electorado de izquierdas, o incluso lograr la nulidad de miles de votos. Un vídeo en el que el propio Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, felicitó su trabajo: "Gracias a ellos podemos ostentar probablemente la presidencia de la Junta de Andalucía".

Para lograrlo, se hicieron pasar por el grupo Socialistas por el Cambio y viralizaron videos en los que se mostraba, por ejemplo, "cómo votar al PSOE sin votar a Susana", en los que incitan a tachar el nombre de Susana Díaz de la papeleta socialista. Desde el PP se desvinculan de las acusaciones. "El PP ya lo ha desmentido", ha afirmado Pablo Montesinos en Al Rojo Vivo.