Pedro Sánchez califica en una carta a los militantes de "imprescindible" el acuerdo con Unidas Podemos tras el 10N "para construir un gobierno de progreso que saque a España del bloqueo político e inicie su andadura cuanto antes".

"El gobierno que estamos propiciando con el preacuerdo es, desde luego, el que puede dar mejores respuestas a los problemas nacionales. Pero es, además, el único capaz de romper el ciclo interminable de elecciones y bloqueos sucesivos que arrastramos desde hace cuatro años", añade.

"El acuerdo ha sido posible cuando una y otra parte se han convencido"

Para el secretario general del PSOE "el acuerdo ha sido posible cuando una y otra parte se han convencido plenamente" y destaca que ahora sí se dan las garantías necesarias. "Para UP era crucial participar en el Consejo de Ministros. Para el PSOE era condición indispensable garantizar un único gobierno cohesionado, basado en la lealtad y la solidaridad gubernamental. Especialmente en los asuntos económicos y territoriales capitales", subraya.

Sánchez destaca que "el preacuerdo abre paso al primer gobierno nacional de coalición en la historia de nuestra democracia reciente. Pero más importante aún que la fórmula es la orientación netamente progresista del nuevo gobierno proyectado". El próximo día 23 los militantes deberán ratificar con su voto el acuerdo, algo que ha pedido Sánchez.

 

"No basta con superar la sesión de investidura"

En el texto, el presidente del Gobierno en funciones advierte de que "no basta con superar la sesión de investidura" y asegura que es necesario "ensanchar las bases del acuerdo para contar con una mayoría sólida a lo largo de toda la legislatura", algo que, para él, "nadie más, salvo el PSOE, está en condiciones de conseguir".

"La ultraderecha contamina a buena parte de las fuerzas conservadoras"

Pedro Sánchez sostiene que "se abre un camino que no será sencillo porque la ultraderecha ha contaminado a buena parte de las fuerzas conservadoras con sus postulados extremistas y sus métodos de falsedad, insulto e intimidación". Pero apunta que el PSOE sabrá "recorrer este camino sin perder de vista metas como impulsar la justicia social frente a la desigualdad; la limpieza contra la corrupción y la convivencia ante la confrontación y el odio".

En esta línea, Pedro Sánchez insiste en que el PSOE es "la esperanza progresista para millones de personas que contemplan con preocupación el auge de una ultraderecha, fortalecida por unas derechas que se acobardan ante sus mensajes de odio y que se abrazaron a ella en gobiernos autonómicos y municipales cada vez más retrógrados".