Tras la rectificación de Pedro Sánchez en Al Rojo Vivo, admitiendo que no fue preciso en su afirmación sobre la Fiscalía, la oposición ha continuado este jueves con ataques y reproches al candidato del PSOE.

Desde el PP, Pablo Casado cree que si Sánchez ha rectificado ha sido por las críticas de los fiscales: "Solo la respuesta indignada de los fiscales le ha hecho rectificar y con la boca pequeña".

Para Albert Rivera, las declaraciones de Sánchez ponen en riesgo la entrega de Puigdemont a la justicia española: "Qué cara se les queda a fiscales y policías después de ver la irresponsabilidad de Sánchez para marcarse un tanto en una entrevista y pone en jaque dos años de trabajo".

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, cree que Sánchez "dice cosas raras y mete la pata. Que asegura que trae a Puigdemont o en RNE cuando dice eso de quien controla la Fiscalía". Y ha recordado las quejas de los fiscales, que "le tienen que recordar que al menos en teoría son independientes".

Vox ha mostrado su sorpresa. Santiago Abascal cree que Sánchez "atermorizó" al periodista. "Él hizo la pregunta de manera retórica, ¿de quién depende la Fiscalía?", una afirmación que, ha dicho, es "sorprendente por el desconocimiento de Sánchez y peligrosa". En su opinión, el Gobierno tiene instrumentos como la Abogacía del Estado "q luego no se usan".

Íñigo Errejón, de Más País, también se ha pronunciado sobre las declaraciones de Sánchez en ARV: "Acabo de escuchar a Sánchez achacar al cansancio el patinazo sobre Fiscalía. Señor Sánchez, entiendo el cansancio, pero para cansancio el de los españoles que tienen que volver a votar. Sánchez e Iglesias nos llevan derechitos a una nueva repetición electoral".

También desde el independentismo catalán han reaccionado. Laura Borràs, la candidata de JxCat al Congreso, ha dicho que "no sé si nos llevaba al PSOE de otros tiempos, al PSOE de Barrionuevo, al PSOE de los GAL. ¿Cómo querían secuestrarlo?", en relación a la promesa de Sánchez de traer a Puigdemont a España.