Son Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, uno junto al otro minutos antes de comparecer ante las cámaras y firmar el preacuerdo de gobierno de coalición. Es una imagen que les ofrece laSexta en Exclusiva. Los líderes del PSOE y de Unidas Podemos esperan en la sala de al lado a que el personal de protocolo del Congreso prepare la sala donde se va a escenificar el 'abrazo'.

Era tal el secretismo que rodeaba a la negociación, que ambos partidos no comunicaron hasta las 13.20 que necesitaban esa sala para una comparecencia conjunta. Ya a esa hora los medios de comunicación, incluido Al Rojo Vivo, adelantaban que habría un anuncio importante entre ambos dirigentes.

Esa comparecencia se anunciaba para las 14 horas, pero dado el poco tiempo con el que reservaron la sala, tuvieron que retrasarla más allá de las 14.20 horas. Esta foto corresponde a esos minutos de espera. Sánchez e Iglesias, uno al lado del otro, el líder del PSOE con las manos en la espalda, ambos con chaqueta y en la esquina de la imagen, mirando al frente, uno de los fundadores de Podemos, Juan Carlos Monedero.

El secretismo ha sido el protagonista en las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos. Ambas formaciones han alcanzado un acuerdo in extremis del que solo han tenido conocimiento las personas más cercanas a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Se evitó cualquier filtración para que no ocurriera lo mismo que en julio.

En este sentido, fuentes cercanas a la negociación han confirmado a la periodista de laSexta Esther Redondo que se evitó cualquier filtración porque consideran que el hecho de que las conversaciones entre Sánchez e Iglesias se hicieran públicas el pasado julio dificultó la posibilidad de llegar a un acuerdo.