El portavoz jefe de la Comisión, Margaritis Schinas, en la rueda de prensa diaria de la institución ha afirmado que están "confiados": "Estamos confiados en que, según el proceso constitucional español, Sánchez podrá formar un Gobierno estable proeureopeo que permitirá a España seguir jugando un importante papel europeo".

Al mismo tiempo, sobre la entrada en el Congreso de los Diputados del partido ultraderechista Vox, el portavoz comunitario señaló que "el resultado de las elecciones demuestra que hay una mayoría aplastante de la población española que ha optado por partidos políticos claramente proeuropeos".

Aseguró que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, felicitará en una carta a Sánchez, actual presidente del Gobierno español, por su "clara victoria". El Partido Socialista (PSOE) logró 123 diputados en un Congreso de 350 escaños, tras conseguir un 28,69 % de los votos (con un 99,99 % escrutado), lo que supone una fuerte subida sobre los 84 legisladores que tenía hasta ahora. Le siguieron el Partido Popular (66 escaños), Ciudadanos (57), Unidas Podemos (42) y Vox (24).

Por su parte, el presidente del Partido de los Socialistas Europeos (PES), Sergei Stanishev, dijo que la victoria del PSOE en las elecciones generales fortalece a España y Europa y demuestra que solo los partidos progresistas son una alternativa al populismo. Stanishev recordó que la campaña del PSOE "se centró en los principios fundamentales progresistas", incluido el refuerzo de los derechos de las mujeres, la inversión en políticas sociales y el compromiso de luchar contra la extrema derecha.

"Mientras los conservadores en España perseguían a la extrema derecha para intentar recuperar el poder, el PSOE anclaba su campaña en las políticas socialistas y socialdemócratas centrales, y los votantes las respaldaron. Esto es lo que necesita toda Europa", añadió. También felicitaron a Sánchez sus correligionarios Frans Timmermans, vicepresidente primero de la CE, que consideró en Twitter su victoria un logro "para la solidaridad y la justicia", y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien valoró que España "claramente ha elegido la izquierda europea y reformista", aunque reconoció que "no será fácil gobernar".

Líderes europeos como la canciller alemana, Angela Merkel, expresaron igualmente su deseo de seguir colaborando "de manera estrecha y cordial" con España, a la espera de conocer la conformación del futuro Gobierno, según dijo a Efe una fuente del Ejecutivo germano: "El Gobierno federal ha tomado nota de los resultados de las elecciones parlamentarias en España, nuestro socio en la UE y la OTAN. Ahora hay que esperar la formación de Gobierno. La canciller alemana desea colaborar también en el futuro de manera estrecha y cordial con el Gobierno español", indicó.

Por su parte, las autoridades francesas mostraron su voluntad de trabajar "en favor de una Europa soberana, unida y democrática" con el próximo Gobierno español que salga del nuevo Congreso tras las elecciones generales de este domingo. "España es un socio importante para Francia, al que nos une una cooperación marcada por una gran confianza y una fuerte convergencia de puntos de vista sobre los principales asuntos europeos", indicó una portavoz del Ministerio galo de Exteriores.

El ministro del Interior italiano y líder de la Liga, Matteo Salvini, se refirió a Vox asegurando que la formación es parte de los "amigos" de su partido, al tiempo que consideró que no se les puede considerar de ultraderecha. "En España ha habido un buen voto de cambio", aseguró respecto a los resultados de Vox, que alcanzó el 10,26 % de votos.