El Partido Popular ha sufrido un batacazo histórico en las elecciones generales. La formación de Pablo Casado ha protagonizado un bajón importante al conseguir sólo 66 escaños en el Congreso de los Diputados en unos comicios en los que el Partido Socialista se ha hecho con la victoria con 123 escaños.

La formación de Pablo Casado padece la fragmentación del voto de la derecha: Ciudadanos ha conseguido adelantar a Unidas Podemos y colocarse, por primera vez, como tercera fuerza a nivel nacional con 57 escaños, mientras el partido de Pablo Iglesias ha bajado hasta los 42, situándose en cuarta posición. El resto del voto de la derecha se va a Vox, que irrumpe en la Cámara como quinta fuerza política. Después de una campaña en la que ha sido uno de los protagonistas indiscutibles, el partido de Santiago Abascal ha entrado en el Congreso de los Diputados con 24 escaños.

'Para esto ha servido Vox'

Con esta división del voto conservador, el Partido Popular sufre el peor resultado de su historia y pierde 71 escaños respecto a las pasadas elecciones, en las que consiguió 137. David Junquera cuenta cómo se está viviendo en Génova este batacazo histórico. El silencio reina una sede donde algunos dirigentes han reconocido que "es una hostia total" y que "para esto ha servido Vox".

Este 28A tiene como protagonista una movilización histórica, la segunda más grande de la democracia española solo superada por las elecciones generales de 1993, y con 1,3 millones de personas que han solicitado el voto por correo.

Uno de los dirigentes destacados del partido, Rafael Hernando, ha reaccionado a través de su cuenta de Twitter felicitando "al ganador" y destacando "la necesidad de trabajar para recuperar al PP": "Acabo de ver en la 1 el mitin de Vox. Y Sánchez encantado subido al Falcon de nuevo. Felicitar al ganador y trabajar para recuperar al PP". Además, el popular agradece los votos conseguidos: "Muchas gracias a todos los que han seguido confiando en el PP. A Interventores apoderados y votantes. Seguimos".

 

Pablo Casado

"Es un resultado muy malo, al PP le gusta ganar siempre y llevamos varias elecciones perdiendo votos": con estas palabras Pablo Casado ha comparecido ante los medios de comunicación para analizar los malos resultados de su formación.