El nefasto resultado de Ciudadanos en las urnas le ha supuesto la pérdida de 47 diputados en el Congreso, donde su representación se ve reducida a apenas 10 asientos. Un descalabro electoral que, según adelanta el diario 'El Mundo', ha forzado la dimisión de su líder, Albert Rivera, y además se ha cobrado los escaños de algunos de sus principales dirigentes, descabezando al de por sí mermado grupo parlamentario.

Así, de los 16 líderes de Cs que conforman la ejecutiva permanente del partido, solo cuatro retienen su escaño, frente a seis que lo pierden.

El secretario general de la formación y número dos del partido, José Manuel Villegas, es uno de los nombres que se quedan fuera, tras no revalidar su escaño por Almería. Del círculo más próximo a Albert Rivera también ha perdido su escaño Juan Carlos Girauta, hombre fuerte del partido, que lideraba la lista electoral por Toledo.

Pierden sus actas de diputados también el que fuera secretario del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez; el secretario de Organización, Francisco Hervías; y el de Acción Institucional, José María Espejo-Saavedra.

Tampoco repite como diputada por Santa Cruz de Tenerife Melisa Rodríguez, después de que la formación naranja perdiera anoche los dos diputados que obtuvo en Canarias en los comicios de abril, quedando el partido sin representación por el archipiélago.

La candidata de Cs por Santa Cruz, Melisa Rodríguez, se emociona al valorar los resultados electorales | EFE

Otros miembros destacados del comité ejecutivo de la formación naranja, como el exportavoz adjunto Edmundo Bal, o la responsable de Igualdad, Patricia Reyes, que fue secretaria cuarta de la Mesa del Congreso la pasada legislatura, también han perdido su acta.