El líder de Ciudadanos, Albert Rivera ha comparecido tras confirmarse el desplome de la formación, que ha conseguido únicamente 10 escaños, 47 menos de los que obtuvieron el pasado 28 de abril.

"Quiero dar las gracias a todos los que han hecho posibles estas elecciones. A los servidores públicos que han estado trabajando, a la gente que ha estado en las mesas, a los apoderados de todos los partidos políticos (porque no son nuestros enemigos, son nuestros compatriotas) y, especialmente, a los más de 10.000 apoderados de Ciudadanos en toda España", ha comenzado el político.

A continuación, Rivera ha felicitado al Partido Socialista, como ganador, ya que "los españoles han querido que el PSOE renueve la victoria electoral"; y ha lamentado el auge de Vox frente al "centro político".

"Esa es una realidad que nadie puede negar, y yo seré el último que lo haga", ha señalado el líder de Cs.

Rivera ha recordado que ha vivido "unas cuantas noches electorales mucho más felices que esta", "creciendo y haciendo crecer" a Ciudadanos.

Sin embargo, el político ha afirmado no querer "hacer lo que ha visto hacer a otros políticos", haciendo referencia a las comparecencias de otros líderes tras conocerse resultados electorales.

"Hace poco escuchábamos al que hoy es el presidente del Gobierno, que cuando sacó el peor resultado de la historia de su partido dijo que era una noche histórica. También escuchamos en las últimas elecciones a un líder político, que perdía 70 escaños, decir que no pasaba nada. Pero, miren, yo no estoy hecho de esa pasta", ha declarado Rivera.

El líder de Ciudadanos ha recalcado que él "quiere decirles la verdad a los españoles, ser honrado y honesto, y seguir mirándoles a los ojos". "Lo que hoy hemos tenido es un mal resultado sin paliativos y sin excusas. Eso es lo que hemos tenido hoy en las urnas", ha afirmado.

Rivera ha insistido en que "los líderes asumen siempre no solo los éxitos sino también los malos resultados", y tienen que "asumir desde el primer minuto que los éxitos son de todos y los malos resultados son del líder que está al frente del partido".

Congreso extraordinario para decidir su futuro

"Es por eso que creo obligatorio convocar una ejecutiva nacional urgente y extraordinaria. Mañana a las 10 de la mañana, voy a reunir al Comité Ejecutivo nacional, la dirección escogida de este partido para compartir con ellos este mal resultado electoral y para asumir todas las decisiones que haya que tomar para el futuro de este partido", ha apuntado el de Ciudadanos.

Albert Rivera ha comunicado que quiere proponer, porque cree "que no hay otra salida", "un Congreso extraordinario para que los militantes de Ciudadanos, y nadie más que ellos, los que mandan, los que votan, decidan y tomen las riendas del futuro de este partido".

"Yo no me metí en política para tener un escaño, ni para tener una tarjeta de visita. Me metí en política porque amo España, porque estoy enamorado de la libertad, porque me apasiona la igualdad. Sigo pensando lo mismo a pesar de estos malos resultados", ha expresado el líder de Cs.

"Asumamos lo que han votado los españoles democráticamente, seamos honrados con ellos y digámosles la verdad. Ya sé que en política no están acostumbrados a ello", ha añadido Rivera.

El político ha agradecido su apoyo al casi millón y medio de "votantes que, a pesar de todo, de la campaña contracorriente, de viento y marea, han querido votar a Ciudadanos".

"Hemos perdido más de la mitad de los votos", ha comentado Rivera, que asume los resultados porque es "español, demócrata". "Ser diputado nacional es un honor, es lo más bonito que te puede pasar en la vida", ha añadido.

 

No obstante, el líder de Ciudadanos ha insistido en que "a partir de mañana, el partido tiene que poner un nuevo rumbo ante un nuevo mapa político español complicado", siendo los militantes quienes tomen las riendas.