A tan solo unos días de la cita decisiva con las urnas, todos los partidos afilan sus estrategias para hacerse con el voto más disputado en la recta final de la campaña.

En Vox, se baila y se digiere la acusación lanzada desde el PP por Rafael Hernando, que apunta a que sus propuestas nacen "del quinto gin tonic".

"¿En qué gin-tonic vamos?", le respondía el líder de la formación, Santiago Abascal, durante un mitin en Sevilla. "Gin-tonics van a tener que tomarse algunos el día 28 de abril, pero para ahogar sus penas", remachó.

En el Partido Popular, el expresidente José María Aznar aconseja a quien ahora pretende serlo: el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera.

Aznar ha asegurado que "para ser un buen presidente no hace falta ser un especialista en efectos especiales" y se ha pronunciado en contra de que el atril del candidato recuerde a una mesa repleta: "Ahora te saco un rollo, ahora te saco una foto, ahora te entrego un libro...".

Precisamente, el líder de Ciudadanos bromeaba sobre la cantidad de 'atrezzo' que ha utilizado en los debates. El candidato naranja se subía al autobús de la prensa cargado de galletas y dulces para repartir entre los periodistas: "Has sacado más cosas aquí que en el atril, Albert", le dijeron.

Los consejos de Aznar también los quiere el candidato del PP, Pablo Casado. "Yo a Rajoy y a Aznar les llamo cuando tengo algo que preguntarles", reconoce el líder popular.

Iglesias sin coleta y el seguidor más fiel de Sánchez

En campaña también hay amor, como el que algunos demostraban al grito de "¡Te quiero, Pablo!" en un acto del candidato de Unidas Podemos. Iglesias también ha querido complacer a sus seguidores, y lo ha hecho publicando en Twitter una demandada foto de cuando aún no lucía coleta.

En la formación morada no dan aún todo el pescado por vendido, y el candidato así lo demostró buscando el voto en una lonja en Galicia y con los trabajadores de Navantia.

 

La rabia también forma parte de la campaña, un sentimiento que Javier Maroto, candidato del PP por Álava, escenificó contra el candidato de Bildu en un debate: "Tú eres un cobarde, miserablemente cobarde", le espetó.

Pero también hay seguidores fieles, como Miguel, un militante que no se pierde un mitin de Pedro Sánchez, quien pidió un aplauso para él en un acto de campaña. "Miguel siempre está ahí, empujando", dijo el presidente del Gobierno, "lo agradecemos".