La opción que más debate despierta entre los electores es optar por socialistas o Unidos Podemos, con un 12%. Le sigue los que se decantarán por PP o Ciudadanos, con un 10% mientras que el bipartidismo hace dudar al 9,4% y un 9% titubea entre PSOE y Ciudadanos.

Para tratar de seducir a ese caladero de indecisos, Rivera pone sobre la mesa el discurso centrista: "Este país tiene una España de oportunidades que no la representa ni Rajoy ni Iglesias". Pero según el CIS, los más cercanos al centro son los más reacios a volver a las urnas.

Tomando como referente el 20D, el 65% de los votantes de Podemos volverán al colegio electoral. Le sigue de cerca los que optaron por el PP, con un 62%. Ciudadanos y PSOE, con 57% y un 54%, tendrán más difícil movilizar a sus votantes.

"El votante socialista está muy desmovilizado y muy apagado y va a ser crucial porque si no logran activarlos para que vayan a las urnas el 26J muy probablemente sacaran aun peor resultados de lo que pronostican los sondeos" dice Pablo Simón, editor de Politikon.

Mientras, Iglesias rompe con todos y no cree que haya tantos que duden: "Que hay menos indecisos y que si se pueden contabilizar mejor los votos". Porque, aunque son muchos indecisos, bajan un 5% respecto al 20D.