Batacazo de Podemos en las elecciones gallegas y vascas. La formación morada pierde buena parte de su representación en el Parlamento Vasco y se queda fuera del Parlamento de Galicia al no obtener ningún escaño. El propio Pablo Iglesias, a través de Twitter, lo ha calificado de "derrota sin paliativos" y ha llamado a "hacer autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido".

No obstante, el líder de Unidas Podemos ha tenido buenas palabras para los candidatos Antón Gomez Reino (Galicia en común) y Miren Gorrotxategi (Podemos): "Se han dejado la piel en unas campañas muy difíciles en las que los resultados, evidentemente, no han sido los deseados", ha señalado Iglesias, que también ha felicitado a Núñez Feijóo y Urkullu por sus respectivas victorias.

 

Galicia en común, con el 3,92% de los votos, no ha logrado escaño en el Parlamento gallego en una noche electoral protagonizada también por el 'sorpasso' del BNG (que irrumpe como segunda fuerza política). "Los resultados no son buenos para nuestro país, a nuestro juicio, y evidentemente son unos malos resultados sin paliativos para nosotros. Son unos resultados inesperados y muy malos que asumo en primera persona", ha señalado Gómez Reino, que lamenta no haber podido contribuir al final de la mayoría absoluta del PP gallego. En la misma línea que Iglesias, el candidato apoyado por Podemos también ha señalado, visiblemente afectado, que ahora toca realizar una reflexión.

Más lejos aún se ha quedado la Marea Galeguista, que renunció a ir a los comicios con Galicia en Común. Con un 0,22%, también se quedan muy lejos de lograr representación parlamentaria. Ni siquiera juntando los votos de todas las mareas, Podemos habría logrado un escaño en Galicia.

Por su parte, en Euskadi, Podemos llegaba a las urnas con la esperanza de mantener los 11 escaños que logró en los anteriores comicios. No ha podido ser. La formación morada, que contaba con Miren Gorrotxategi como candidata a lehendakari, sólo ha obtenido un 8,03% de los votos y seis escaños (perdiendo cinco escaños) y se posiciona como cuarta fuerza política. "Quiero ser clara y hacer autocrítica, no hemos conseguido unos buenos resultados. Nos comprometemos a construir una organización que sea el más eficaz instrumento de transformación social. Porque a eso vinimos", ha señalado Pilar Garrido, coordinadora general de Podemos Euskadi.