El BNG ha denunciado el traslado de personas mayores cuyas capacidades físicas se encuentran "mermadas" a un colegio electoral de la zona de Rairo, Ourense, pese a que permanecen prohibidas las visitas en la residencia de ancianos en la que viven.

Una denuncia que también ha realizado el PSOE de Ourense, que ha compartido imágenes de lo ocurrido en su cuenta de Twitter: "Imágenes de Rairo, donde las personas mayores fueron trasladadas en un vehículo por dos cuidadores de la residencia San José. El automóvil está abarrotado y pone en peligro la salud de los ancianos".

 

Por su parte, el Bloque ha criticado estas "irregularidades" a través de un comunicado. La formación señala que entre los acompañantes de las residentes en el colegio electoral se encontraban monjas y personal del centro, así como otras personas que no eran familiares de las mismas.

Así, detallan que estas personas fueron llevadas en vehículos a su colegio electoral por profesionales de la residencia y avanzan que trasladarán esta información y otras prácticas "irregulares" registradas en la mesa electoral de Rairo a la Junta Electoral.