La extrema derecha irrumpe con fuerza en el Parlament de Cataluña. Vox ha logrado obtener 11 diputados en las elecciones de este domingo, convirtiéndose en la cuarta fuerza de la cámara y superando así al Partido Popular, que ha perdido uno de sus escaños hasta quedarse en tan solo tres.

El candidato de Vox a la Generalitat, Ignacio Garriga, se hace así con el liderazgo de la derecha no independentista en Cataluña, donde el partido de Santiago Abascal ha pasado de no tener representación parlamentaria a situarse por delante de PP y Ciutadans.

Precisamente, tras conocer los resultados electorales, Garriga se ha reivindicado como líder "de la oposición al separatismo y a la izquierda" y ha prometido a sus electores que hará "todo lo posible por recuperar esa Cataluña que nos han arrebatado".

"No es una victoria, porque el separatismo va a estar en las instituciones y seguramente va a gobernar", ha afirmado, no obstante, aunque ha prometido "desalojarlos de todas las instituciones de Cataluña". El candidato también se ha congratulado por el resultado electoral a través de Twitter, donde ha asegurado que su formación liderará la oposición contra lo que tacha de "mafia separatista".

 

En la misma línea se ha pronunciado Abascal, que ha acompañado a Garriga en el acto, donde ha prometido que "Vox no va a caer en una euforia absurda" y ha aseverado que su partido "tiene la responsabilidad de construir una alternativa patriótica" contra lo que ha calificado como "el socialismo sin escrúpulos, el comunismo totalitario y el separatismo egoísta".

Sorpasso al PP, que pierde un escaño

Se confirma, pues, un 'sorpasso' de Vox al PP que ya predecían las encuestas, tras obtener la candidatura de Garriga más del doble de votos que la del presidente del PPC, Alejandro Fernández, que ha comparecido acompañado por la número dos de su lista, Lorena Roldán, tras conocer el resultado electoral.

Una intervención que ha arrancado con un "recuerdo emocionado" para las víctimas de la pandemia, afirmando que cualquier vicisitud "palidece" al lado del drama de la COVID-19, pero en la que ha lamentado un "desplome de la participación" que -ha aseverado- "como era de prever, ha afectado más al constitucionalismo".

Fernández, que ha felicitado al candidato del PSC, Salvador Illa, por liderar la lista más votada, no obstante ha admitido el mal resultado de su formación, indicando que no ha logrado su objetivo de crecer ni tampoco el de poder formar un grupo parlamentario propio.

Pese a ello, ha defendido su proyecto y ha anunciado que la Ejecutiva del partido analizará los posibles errores. A preguntas de la prensa, Fernández ha confirmado que ha hablado con el líder nacional del PP, Pablo Casado, y que este le ha expresado su "plena convicción en la posibilidad de sacar este proyecto político adelante" y de que este es "más necesario que nunca".

Por su parte, el propio Casado ha felicitado a Salvador Illa por su resultado electoral en Twitter, donde ha agradecido el apoyo al PPC y a Fernández. "Es muy mala noticia la victoria del independentismo pero seguiremos trabajando para fortalecer el constitucionalismo", ha aseverado.