La política en Cataluña comienza a mover ficha para cerrar los pactos en torno a la futura investidura. Sobre la mesa, dos opciones posibles: que el PSC sume los apoyos de Esquerra Republicana y Comú Podem para superar la mayoría absoluta o que los de Pere Aragonès busquen los votos de JxCAT y la CUP.

Salvador Illa ya ha hablado con todos los partidos políticos, "excepto con la extrema derecha", para anunciar que se presentará a la presidencia de la Generalitat. Así lo ha trasladado a través de su cuenta de Twitter, en la que ha destacado que "el cambio ha llegado" y el "PSC lo hará posible".

Como puedes comprobar en el Pactómetro de laSexta, que se sitúa sobre estas líneas, los socialistas catalanes solo podrían sumar los independentistas. Y es que solo con los apoyos de los comunes se quedan muy lejos de los 68 escaños. Tampoco les valdría con los votos de PP o Ciutadans, que no son útiles para ninguna ecuación.

Esta opción es la que más difícil se antoja porque Oriol Junqueras cerró las puertas a los socialistas en una entrevista en Al Rojo Vivo y los independentistas ya dejaron claro antes de los comicios del pasado domingo que no apoyarían al PSC en caso de que ganara las elecciones, como así ha ocurrido.

ERC, JxCAT, la CUP, el PDeCAT y Primàries y que Catalans per la Independència firmaron un documento en el que se comprometían a que "fuera cual fuera la correlación de fuerzas surgida de las urnas, en ningún caso se pactará la formación de gobierno con el PSC".

Además, Perè Aragonès también ha anunciado la intención de presentar su candidatura como president de la Generalitat. Su objetivo era iniciar la ronda de contactos con la CUP y después seguir con Junts per Catalunya. Estos partidos sumarían 74 votos, seis más que los que exige la mayoría absoluta. Precisamente, hoy Mireia Vehí, la portavoz de la CUP en el Congreso, ha dicho que su partido no descarta entrar en el Gobierno de Cataluña.

"Hay un mensaje claro de estas elecciones: más del 50% de los votos son independentistas, y hasta 82 diputados están a favor de la autodeterminación y la amnistía", ha señalado el candidato en una entrevista en 'TV3'.

Ante esto, Salvador Illa considera que el tiempo de los independentistas al frente de la Generalitat ya ha llegado a su fin y cree que el Gobierno autonómico tiene que empezar a centrarse en los problemas reales de la gente, como la sanidad y la economía.