Salvador Illa agotará todas las posibilidades para intentar superar su investidura como presidente de la Generalitat. El candidato del PSC ha recordado que su partido ha "ganado de forma clara en votos" y, por tanto, intentará "sumar los apoyos" para convertirse en el nuevo president.

Para ello, intentará formar un Ejecutivo con los comunes y que el resto de partidos sumen con sus escaños. Así lo ha manifestado en una entrevista en Al Rojo Vivo, en la que ha defendido que esta "tiene que ser la legislatura del encuentro y del diálogo".

"Voy a hacer frente a lo que me corresponde por ser ganador de las elecciones. Quiero que el Gobierno de Cataluña se centre en lo que preocupa a los ciudadanos, la mejora de la sanidad, la mejora de la economía y garantizar que nadie quede atrás", son las declaraciones que ha dejado en su intervención en laSexta.

Illa defiende que el Ejecutivo se "centre en los problemas de la ciudadanía, como la sanidad y la economía"

Una idea que lleva defendiendo desde este domingo por la noche, cuando conocer el escrutinio de los comicios, adelantó que se presentaría a la investidura.

Y es que, a su juicio, "quien ha ganado las elecciones es quien tiene la responsabilidad" de formar un Ejecutivo y ya hemos comprobado que "la mayoría independentista solo ha servido para bloquear y llevar a Cataluña a un callejón sin salida". Para él, no es viable que ERC, JxCAT y la CUP sumen votos para hacer presidente a Pere Aragonès.

Así, el socialista ha añadido que todo aquel que "no se sume" a este "tiempo nuevo" en la Generalitat y apoye el Gobierno del diálogo, "quedará retratado en cuanto a su posición política".

Si bien, en la misma postura se el candidato de los republicanos, Pere Aragonès, que una entrevista en laSexta este domingo aseguró que él también iría a la investidura. El candidato de ERC estaría más cerca de la Presidencia con los votos de Junts per Catalunya y la CUP, que sí superarían la mayoría absoluta.

Illa defiende el Estado de derecho

Preguntado por el regreso a prisión de los independentistas condenador, como Oriol Junqueras, el que fuera ministro de Sanidad ha asegurado que él defiende el Estado de derecho" e insta a mirar "hacia el futuro" y hacer política en base al diálogo.

"Tiene que ser un Gobierno de diálogo y de reencuentro, en el que no haya revanchismos. El Estado de derecho se tiene que cumplir y lo que se decida, lo respetaré", ha sentenciado.