Ciutadans se hunde en las elecciones catalanas: tras los comicios de este domingo, la formación naranja ha pasado de ser la primera fuerza en el Parlament a tener tan solo seis diputados en la cámara, al perder 30 de los 36 escaños que consiguió en 2017.

La candidatura encabezada por Carlos Carrizosa tan solo ha logrado arañar un séptimo puesto en los resultados del 14F, en una convocatoria insólita, marcada por la pandemia de coronavirus y una abstención récord.

Buena parte de las encuestas ya presagiaban un descalabro para Cs similar al sufrido en las elecciones generales de 2019 y que precipitó la dimisión de Albert Rivera. El desplome se ha confirmado este domingo y la actual líder nacional del partido, Inés Arrimadas, ha convocado ya a la Ejecutiva de Cs para una reunión de urgencia este mismo lunes, que además será presencial.

Tanto Carrizosa como Arrimadas han comparecido desde Barcelona tras conocer los resultados electorales, que ambos han relacionado con la baja participación. En este sentido, el candidato ha lamentado que "casi la mitad de los catalanes se han quedado en su casa".

"No hemos sabido movilizar al electorado constitucionalista como hubiéramos querido", ha reconocido Carrizosa, que no obstante ha prometido que su grupo parlamentario seguirá defendiendo "el constitucionalismo desde el centro", la "moderación" y la "ideología liberal".

"Desde la centralidad, la moderación, desde la capacidad de pacto, se puede defender la convivencia, se puede defender la democracia, a los catalanes, de las tentaciones totalitarias que el separatismo desgraciadamente tiene en Cataluña", ha aseverado, en la misma línea en la que también se ha pronunciado a través de Twitter:

 

El separatismo sale reforzado"

Inés Arrimadas, tras el desplome de Cs en Cataluña

Por su parte, Arrimadas ha confirmado que ya ha felicitado a Salvador Illa mediante un mensaje por ser el candidato más votado en estos comicios, para a continuación expresar su "sensación de tristeza" porque "tras estas elecciones, el separatismo sale reforzado", circunstancia que ha achacado a la elevada abstención.

La presidenta de Cs también ha coincidido con Carrizosa en que la formación no ha sido capaz de movilizar a su electorado. "Créanme que lo lamento, porque cuando el separatismo está más dividido, cuando probablemente tenga menos apoyos en los últimos tiempos en Cataluña, va a salir más reforzado en escaños y en porcentaje de voto", ha insistido.