Cataluña parece estar abocada a la repetición electoral. El 26 de mayo es la fecha límite para que el próximo president de la Generalitat sea investido, pero las negociaciones entre Junts y Esquerra Republicana han saltado por los aires.

Pere Aragonès ha anunciado que intentará gobernar en solitario ante la falta de acuerdo tras meses de negociación. Si bien, en este caso le harían falta los apoyos de los comunes, la CUP y cuatro votos a favor de Junts, además de la abstención del resto de diputados de esta formación.

"Se cumplen 83 días desde las elecciones y las negociaciones evidencian las enormes dificultades para llegar a un acuerdo y constituir un Govern con Junts. ERC ha llegado a la conclusión de que el país no puede esperar más y asumimos la responsabilidad de iniciar la legislatura con un Govern en solitario", ha agregado el líder de ERC.

Ante estas declaraciones, desde Junts han pedido "responsabilidad" y han instado a las formaciones independentistas a "dejar los ultimátums y amenazas" y retomar las negociaciones. "Nosotros no vamos a levantarnos de la mesa. Tenemos que poner un freno y hacer un 'reset'", ha señalado al respecto Miriam Nogueras en el Congreso.

Junts pide responsabilidad y llama a los independentistas a "dejar las amenazas" y retomar las negociaciones

Asimismo, la portavoz adjunta de JxCAT ha llamado a los de Esquerra a "decidir si pactan con Moncloa las migajas" y a explicar "el motivo real por el que se han levantado de la mesa". También les ha pedido que desmientan las declaraciones de Jaume Asens, que ha asegurado que no tienen la independencia en su hoja de ruta.

Un mensaje que sí ha desmentido Gabriel Rufián, que ha acusado a Asens de "mentir o no enterarse de nada" y ha defendido que "ERC no abarata sus objetivos y el sueño del partido es la independencia de Cataluña". También se ha dirigido a Nogueras para pedirle que "acepte los resultados electorales".

A pesar de las discrepancias, el diputado de ERC ha querido dejar claro que no ve "posible una repetición electoral" porque sería "tremendamente nocivo" y, dice, ni siquiera lo quieren "comentar". Sí ha rechazado de frente la posibilidad de hacer a Salvador Illa presidente porque "el proyecto es incompatible".

Precisamente, el candidato de los socialistas catalanes ha vuelto a defender, como ya lo hizo tras los comicios, que es a él a quien corresponde formar gobierno en Cataluña. "Gané las elecciones y me toca a mí articular la mayoría de izquierdas", ha dicho en una entrevista en 'TVE'.

Salvador Illa defiende que es a él al que le corresponde formar gobierno porque ganó las elecciones

Illa sí ha hablado con Aragonès, pero no de la formación de un ejecutivo. Y es que, según el socialista, ERC "ha dejado claro que hicieron un cordón sanitario contra el PSC". Así las cosas, ha negado que vayan a facilitar cualquier otro gobierno para evitar la repetición electoral porque él ha ganado las elecciones y porque otras formaciones "tienen como objetivo la independencia" y eso "no va a ocurrir".

Por su parte, la portavoz de la CUP en el Congreso, Mireia Vehí, ha hablado del "fantasma de las elecciones" advirtiendo que el independentismo ya ha perdido "suficientes votos" con los últimos comicios y "la perspectiva de nuevas elecciones es lo peor que podría pasarle" a la región. También ha criticado un posible pacto de los de Aragonès con los socialistas, algo que no le parece "viable".

Ante este panorama de negociaciones, las formaciones tienen 15 días para alcanzar un acuerdo para lograr que la investidura del próximo 26 de mayo salga adelante. En caso de resultar fallida, se deben convocar nuevas elecciones a los 54 días, el 19 de julio.