El municipio de Badalona, donde fue alcalde el candidato del PP, Xavier García Albiol, se ha convertido en estas elecciones de un escaparate de la caída de los 'populares' en toda Cataluña: ha perdido en la localidad más de la mitad de los votos y ha pasado de ser la segunda fuerza política a la sexta.

En las elecciones de 2015, el PP logró en Badalona un total de 26.642 votos y un porcentaje del 22,73%. Estos resultados le convirtieron en el segundo partido más votado sólo por detrás del Junts pel Sí de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. Sin embargo, esta vez ha caído hasta poco más del 8% y 10.000 votos, dando paso a Ciudadanos que se ha convertido en el partido más votado con un apoyo superior al 30%.

El vicepresidente cesado del Govern y número 1 de ERC, Oriol Junqueras, también ha visto cómo Ciudadanos ganaba las elecciones en un municipio en el que él fue alcalde, en este caso, Sant Vicenç dels Horts (Barcelona) con un 35,97% de los apoyos, mientras que ERC ha obtenido el 26,36 % de los sufragios.

Con el 100% del voto escrutado, Ciudadanos ha obtenido 6.212 votos, un 10,46 % más que en las elecciones de 2015, en las que cosechó 4.069 apoyos. ERC, por su parte, ha quedado en segunda posición con 4.553 votos, seguida del PSC con 2.915 y de Catalunya En Comú-Podem con 1.358. La candidatura de Junts per Catalunya ha conseguido 998 votos (5,78 %) y el PP ha recibido 597 votos (3,46 %), mientras que la fuerza con representación parlamentaria que ha contado con menos apoyo en el municipio ha sido la CUP al obtener 322 votos, lo que representa un 1,86 % del total.

Por su parte, el candidato de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, ha obtenido una victoria incontestable tanto en su localidad natal, Amer, como en la de residencia, Sant Julià de Ramis, donde ha votado su esposa, Marcela Topor. En su municipio de origen, Puigdemont ha obtenido el 61,85% de los sufragios depositados en urna, con un total contabilizado de 934.

La segunda fuerza en esta localidad ha sido ERC, que con 257 votos ha alcanzado un 17,0 %, mientras que Ciudadanos se ha erigido en la tercera con 124 y un 8,21%. Junts per Sí fue la formación ganadora en Amer en las elecciones de 2015 con 1.130 votos, que supusieron un 77,88% de los contabilizados en aquellos comicios. La victoria de Junts per Catalunya se ha repetido en Sant Julià de Ramis, el municipio de residencia de Carles Puigdemont, que fue escenario destacado en los sucesos del 1 de octubre.

En Sant Julià de Ramis, Junts per Catalunya se ha impuesto por un 38,62% de los votos con 843 papeletas, mientras que ERC es la segunda fuerza con un 21,80% (476). En esta localidad, los republicanos han sobrepasado a Ciudadanos, que ha acabado como tercer partido, con un 20,38%, por sólo 31 sufragios. En 2015, la victoria en Sant Julià de Ramis fue para Junts pel Sí con un 56,77 % de los votos y Ciudadanos acabó como segunda fuerza, con un 16,33%.