Ciudadanos suma un nuevo batacazo a su trayectoria. La formación naranja ha perdido 11 de los 12 escaños que logró en las elecciones de Castilla y León en 2019.

Así, el partido liderado por Francisco Igea en Castilla y León ha pasado de ser la llave para formar gobierno a estar a punto de quedarse sin representación política en la comunidad. En estos comicios ha perdido casi 200.000 de los votos que cosechó hace dos años y que le hicieron decisivo para que Alfonso Fernández Mañueco, candidato del Partido Popular, se convirtiera en el líder del Ejecutivo autonómico.

Los sondeos realizados durante esta campaña ya apuntaban a una nueva catástrofe de la formación naranja, que no ha dejado de acumular malos resultados en las últimas convocatorias electorales, tanto a nivel nacional como autonómico y municipal.

Hasta hace solo dos meses este partido era clave en la Junta, con Igea ocupando la Vicepresidencia. Sin embargo, en diciembre los 'populares' rompieron el pacto y disolvieron las Cortes, adelantando los comicios al 13 de febrero. Un movimiento que Mañueco justificó hablando de la "traición" de sus socios al pactar los presupuestos generales de la Comunidad (PGC) para 2022 a sus "espaldas" con PSOE y Por Ávila. Al enterarse de este movimiento durante una entrevista en directo, Igea acusó al 'popular' de "poner en riesgo a la población por un interés partidista", al convocar unos comicios en plena crisis sanitaria. Asimismo, calificó la actitud del entonces presidente de "absoluto despropósito".

Y si Ciudadanos ha sufrido un gran desplome, Vox se ha disparado ganando 12 escaños más. De tener un asiento en el Parlamento de Castilla y León ha pasado a lograr 13 escaños en tan solo dos años. La extrema derecha, como en los últimos comicios, ha subido como la espuma convirtiéndose en la llave para gobernar la Junta.

Durante toda la campaña Alfonso Fernández Mañueco ha intentado alejarse de un posible pacto con la extrema derecha, que parece que se va a materializar en las próximas semanas. Y es que Partido Popular ha ganado las elecciones pero se ha quedado lejos de los 41 procuradores para gobernar. Ambos partidos suman 44 escaños, superando en tres la mayoría absoluta.

Precisamente, Igea ha lanzado un dardo al líder de los 'populares', al que ha acusado de convocar elecciones para alcanzar "la mayoría absoluta y echar a Ciudadanos de la política" pero, finalmente, "ninguna de las dos cosas ha ocurrido". Y, aunque ha reconocido los malos resultados de la formación naranja, ha descartado apartarse. Preguntado por si seguirá "dando batalla", ha señalado que cualquiera que le conozca, "no tiene duda". "Vamos a seguir aquí y trabajando. Yo no estoy satisfecho y habría gustado poder dar mucho más, pero este partido ha demostrado que tiene capacidad de resistencia y que hay un espacio que va a crecer", ha sentenciado al respecto.

Asimismo, le ha recordado a los líderes del PP que dijeron que "nunca negociarían con Vox", algo que hoy "tienen la oportunidad de demostrar". "Si esto es todo lo que tiene que ofrecer el PP a los españoles, apañados estamos", ha señalado. Sin embargo, todo apunta a que Mañueco cederá ante la formación de extrema derecha, que ya ha dejado claro que reclamará peso en el Gobierno regional. En concreto, ha sido Santiago Abascal el que ha dicho que a García-Gallardo "se le está poniendo cara de vicepresidente" tras conocer su resultado.

En declaraciones a laSexta, Francisco Igea se ha reconocido decepcionado con el resultado pese a que sus compañeros de partido han respirado tras conocer que han logrado mantenerse y no han perdido la representación en la Junta. Cree que este es un voto de castigo a todos los partidos porque "los ciudadanos no han entendido esta convocatoria".

El tren regionalista logra 7 escaños y Podemos pierde 1

Con la irrupción de Soria ¡Ya! en las Cortes de Castilla y León, son siete los asientos que han logrado las fuerzas regionalistas en el Parlamento autonómico.

En concreto, la plataforma de la España vaciada ha entrado con tres escaños, Unión del Pueblo Leonés ha logrado tres y Por Ávila se ha quedado en 1.

El sueño de Ángel Ceña y sus compañeros se ha hecho realidad. Aspiraban a tres procuradores en las Cortes de Castilla y León, de los cinco que estaban en juego en su provincia, y eso mismo han conseguido. Subidos a la ola de "la ilusión", según han explicado desde la propia formación a laSexta.com, los sorianos han acudido a su cita con las urnas en mayor número que en las elecciones de 2019. No ha habido color con el resto de formaciones políticas. Si Soria ¡Ya! ha recibido en su provincia el 42,57% de los apoyos, el PP sólo ha recabado el 23,99% y el PSOE, el 18,06%.

Por su parte, Podemos se ha quedado en 1 escaño tras perder 1 respecto a las elecciones de 2019. Tras conocer los resultados, han reconocido su descontento, aunque consideran que su "presencia es más necesaria que nunca, ante la más que previsible presencia de Vox en el Gobierno y los casos de corrupción que amontona Mañueco".