En este domingo electoral al candidato a la alcaldía de Vigo, Abel Caballero, las encuestas le son favorables y él mismo llama a decidir el futuro de la ciudad: "Hoy decidimos cuál es el futuro de la ciudad de Vigo, hoy decidimos nuestro futuro".


Situación similar para el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que vaticina una larga noche electoral: "Hasta las 12 o más no se puede saber algo, pero tengo muy buenas sensaciones".

Por su parte, el lehendakari ha aprovechado para apelar al voto municipal en su tierra, en Euskadi: "Desde los territorios se construye Euskadi. Además es una Euskadi que está en Europa".

Mientras, el diputado de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, llama a echar a la izquierda: "Vamos a poder expulsar a la izquierda del poder y en aquellos sitios donde hay a los nacionalistas también. Con esa esperanza vamos todos a votar".

Inés Arrimadas llama a la movilización porque, dice, este domingo se juega todo: "Que nadie se quede en casa, mañana no puede ser un día de arrepentimiento, tiene que ser un día de esperanza y alegría y solo se puede conseguir si todos van a votar".


También han votado dos líderes socialistas que se juegan revalidar sus Comunidades Autónomas. Por un lado Fernández Vara y García Page, que ha animado a "todo el mundo" a participar: "No hacerlo significa que mañana nos podremos quejar, pero habrán sido otros los que decidan cómo tienen que ir las cosas".


Alberto Núñez Feijóo también se pone a la cola para votar, pero solo para municipales y europeas, ya que en Galicia autonómicas no se celebran: "El objetivo es ese, unir y no fracturar la sociedad".


La vicepresidenta, Carmen Calvo, acompañada por el ministro de Agricultura, también ha acudido a las urnas y ha pedido que se vote con memoria: "Creo que hay mucho entusiasmo por participar y decidir y afrontar los muchos retos que tiene España por delante".