El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado que las elecciones municipales y autonómicas representan un "contrapeso" respecto a las generales y permitirán "controlar y atenuar" los efectos de las medidas del Gobierno.

Casado ha transmitido este mensaje tras depositar sus papeletas en el Colegio Señora del Pilar de Madrid, donde ha animado a los ciudadanos a que acudan a votar.

"Que nadie se quede en casa. No volveremos a votar en cuatro años. Lo que hoy decidimos va a acompañarnos durante mucho tiempo", ha subrayado el líder del PP. Ha asegurado que estas elecciones, donde "se deciden las políticas de cercanía" en ámbitos como la educación, la sanidad o los impuestos, al ir "tan seguidas de las generales, suponen un contrapeso".

"Ese ejercicio de que otras administraciones acaban controlando o atenuando los efectos de la Administración General del Estado. Por eso, con pleno respeto a la decisión de cualquier votante, hemos demostrado ese compromiso de no defraudar", ha apuntado.

El presidente del PP también se ha referido a la importancia de las elecciones europeas por afectar igualmente "al día a día" de los ciudadanos. Ha invitado a optar por "la política sensata frente a los extremismos" y "encomendarse a opciones que tengan la política europea muy en su línea de actuación".