La figura del recién estrenado diputado de Vox en el Parlamento de Andalucía, Francisco Serrano, ha estado acompañada de polémica desde que se conoció su candidatura. El magistrado, inhabilitado desde 2011, mantiene un discurso incendiario y eso se ha trasladado a sus intervenciones en las redes sociales.

Las redes sociales se han encargado de reflotar antiguos mensajes publicados en Twitter por el cabeza de lista de Vox en las elecciones andaluzas. Consignas absolutamente machistas y xenófobas que han provocado la indignación de muchas personas.

El diputado no tuvo reparos en 2016 en decir que no hay "mujeres liberales que se proclamen putas, brujas y bolleras", y que eso estaba "reservado para piojosas de ultraizquierda".

 

El líder del partido ultraderechista en Andalucía parece sentirse agredido por el feminismo, y cualquier medida en término de igualdad le parece de "gilipollas":

 

 

En su elenco de mensajes humeantes de odio también se encuentran multitud de mensajes xenófobos basados en la falsa idea de una "inmigración masiva":

 

Y no estamos hablando únicamente de tuits del pasado. El siguiente tuit, por ejemplo, es del viernes previo a las elecciones, en las que el partido de Santiago Abascal obtuvo 12 escaños.

 

Serrano también ha dedicado sonoros insultos a miembros de otros partidos políticos, como cuando le dedicó un mensaje al concejal de Madrid Guillermo Zapata:

 

También se ha valido de la difusión de información falsa, como la supuesta prohibición del día del padre, para utilizar un lenguaje machista y agresivo y llamar a los impulsores (nadie en realidad, porque era mentira), "chusma" e "hijos de puta sin padre conocido".

 

Pues bien, este flamante diputado de un parlamento autonómico, el mismo que habla de "gilipollas", "brujas", "piojosas" e "hijos de puta", consideró en otro tuit de 2015 que el "feminismo radical" estaban compuesto de "lesbianas violentas".