El candidato de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano, ha afirmado que su partido va a ser "el que va a propiciar el cambio en Andalucía", lo que ha definido como "la reconquista".

En su intervención ante los militantes reunidos en un hotel de Sevilla, Serrano ha dicho: "lo veníamos diciendo, que esta noche íbamos a hacer historia, y la hemos hecho gracias a todos vosotros".

Vox se ha convertido en la gran triunfadora de las elecciones al Parlamento andaluz al lograr por primera vez representación en un legislativo y hacerlo pulverizando todas las encuestas y los pronósticos, que apuntaban su llegada a las instituciones pero lejos del resultado obtenido: de golpe, 12 escaños, lo que le convierte en clave para permitir un gobierno de la derecha por primera vez en democracia en esta comunidad autónoma.

El partido que creó Santiago Abascal ha dado la sorpresa cinco años después de su nacimiento y con propuestas como la eliminación de las autonomías, la supresión de la ley de violencia de género o la expulsión de España de todos los inmigrantes ilegales y de los legales que cometan delitos.

En estos comicios su candidato a la presidencia de la Junta ha sido el exjuez Francisco Serrano, que fue inhabilitado durante diez años por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por alargar un día la custodia paterna de un niño para que pudiera acudir a un paso de Semana Santa.

La irrupción de Vox en el panorama político español tuvo su punto de inflexión el pasado 7 de octubre, cuando consiguió llenar el Palacio de Vistalegre de Madrid en un multitudinario acto al que asistieron más de 10.000 personas.