Ya han pasado 18 días desde las elecciones catalanas del pasado 14 de febrero, una cita electoral que se desarrolló de forma excepcional, entre medidas especiales para evitar los contagios de coronavirus y con una abstención récord, en parte debido a la pandemia.

Sin embargo, la votación no ha causado allí un repunte de los contagios: más de dos semanas después de los comicios, Cataluña tiene una incidencia acumulada de 196,91 casos de COVID-19 por 100.000 habitantes a 14 días, según el último informe de Sanidad, correspondiente a este jueves.

En cambio, el pasado 15 de febrero -día siguiente a los comicios, ya que durante el fin de semana no se actualizan los datos-, el Ministerio cifraba este indicador en 325,45 casos por 100.000 habitantes en la región: es decir, desde las elecciones hasta ahora la incidencia ha caído algo más de 128 puntos en Cataluña.

Además, la Generalitat recoge en su página web un total de 327 casos de COVID-19 este jueves, 4 de marzo, entre casos positivos y sospechosos, frente a los 2.565 que había el 14F. En las tablas bajo estas líneas, puedes consultar cómo han evolucionado los contagios en Cataluña desde el día de las elecciones hasta la actualidad, según el recuento de Salut, así como la variación diaria de los contagios durante ese periodo (teniendo en cuenta la actividad de los laboratorios):

En este sentido, el secretario catalán de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ha señalado este mismo jueves que Cataluña experimenta "un descenso tímido, no muy pronunciado" de los casos, si bien ha confirmado los contagios siguen bajando en esta comunidad.

En su rueda de prensa del martes, Argimon ya explicó que, de las 18.000 personas que formaron parte de las mesas electorales el 14F, solo 37 se contagiaron ese día o en los 14 siguientes. Según explicó, el Departamento de Salut comparó esta incidencia con la de un grupo control de la misma edad y lugar de residencia, en el fue mayor, de 43.

 

Cabe recordar que, durante la jornada electoral, se previó una franja horaria especial para que las personas contagiadas o en cuarentena acudieran a votar, entre las 19:00 y las 20:00 horas. En ese momento, los miembros de las mesas se enfundaron Equipos de Protección Individual (EPI) para evitar el riesgo de contagio, aunque la afluencia de votantes en esa hora fue escasa.

Lo cierto es que la participación en general se desplomó en estos comicios, la cita con menos votantes de su historia: solo el 53,42% de los votantes acudieron a las urnas, un 25,67% menos que en la anterior convocatoria.