El debate sobre un posible toque de queda continúa sobre la mesa, pero sobre el cómo y cuándo implementarlo no ha habido unanimidad este jueves en la reunión entre las comunidades autónomas y el Gobierno en el Consejo Interterritorial de Salud.

No ha habido un acuerdo ni tampoco una votación al respecto y, por tanto, el toque de queda nocturno no se aprobará al menos hasta que no lo avale una consulta jurídica. Sin embargo, el Gobierno y las comunidades autónomas han aprobado esta misma tarde una guía de trabajo común que incluye medidas comunes contra el COVID en toda España. La medida ha sido aprobada en el Consejo Interterritorial, y solo ha contado con la abstención de Madrid y Euskadi.

La guía establece cuatro niveles de alerta e incluye medidas para cada uno de ellos, como la recomendación de salir del domicilio solo lo necesario o el cierre de comercios a las 22:00 horas para los niveles más altos.

Además, fuentes conocedoras de la reunión han afirmado a laSexta que existe una clara mayoría por parte de las comunidades autónomas a favor del toque de queda para toda España, pero falta perfilar el instrumento jurídico para implementarlo.

No obstante, el ministro Illa ha señalado en rueda de prensa que "no hay un consenso todavía amplio al respecto". "Vamos a seguir trabajando en futuros Consejos Interterritoriales valorando la medida", ha apostillado el titular de Sanidad, que ha confirmado que Castilla y León ya lo ha solicitado formalmente.

Por su parte, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, se ha mostrado partidario de aplicar el toque de queda porque, a su juicio, puede favorecer el control de la transmisión del coronavirus, la cual se está produciendo en su mayoría en unos ambientes "concretos", como son las reuniones sociales.

"Hemos controlado la transmisión entre los temporeros, en los ámbitos de mataderos y empresas cárnicas y se ha conseguido evitar que la vuelta al colegio tenga un impacto excesivo en la evolución de la pandemia. Ahora la transmisión se produce en ambientes concretos que hacen que limitar la movilidad nocturna pueda favorecer el control de la transmisión", ha zanjado.

Posiciones de las diferentes comunidades autónomas

Andalucía: la Junta ya ha impuesto el toque de queda a la ciudad de Granada. Concretamente habrá restricciones desde las 23:00 horas hasta las 6:00 en la capital granadina y otros 30 municipios.

Comunitat Valenciana: el president Ximo Puig ha planteado en el Consejo Interterritorial declarar el toque de queda durante la madrugada -de 0.00 a 6.00 horas- hasta el 9 de diciembre, con el objetivo de llegar a Navidad con unas cifras de contagios por coronavirus bajas que permitan compatibilizar una mayor movilidad de los ciudadanos para las fiestas.

Galicia: Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, considera que el toque de queda "sería razonable" en algunas zonas si implica el cierre de la hostelería. Si bien, cree que es necesaria la unanimidad de todas las comunidades.

Murcia: en la misma línea se ha pronunciado Fernando López Miras, el presidente de Murcia, pidiendo un criterio único para toda España. Algo que se ha barajado y que, previsiblemente, será lo que se pondrá en marcha.

Castilla-La Mancha: Emiliano García-Page también ha instado a pactar medidas homogéneas en todas las comunidades autónomas.

Cataluña: el conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha afirmado que el Govern no descarta implantar un toque de queda nocturno para la región. La portavoz de Junts per Catalunya, Laura Borràs, también ha recordado que el toque de queda es una medida que ya se aplica otros países.

Aragón: Javier Lambán ha reconocido que "el término le estremece por sus connotaciones bélicas" y ha optado por mostrarse cauto respecto a su aplicación: "Es una cuestión que debe plantear el Gobierno de España".

La Rioja: Concha Andreu, presidenta de La Rioja, ha reconocido que el toque de queda no está entre las medidas que contempla para su comunidad, pero sí ha dejado en el aire la posibilidad de aplicarlo tras ponerlo en común en el Gobierno.

Canarias: el Gobierno de las islas ha asegurado que si se decide establecer el toque de queda para todo el país, pedirá quedar excluida de esa medida en base a su evolución favorable de la pandemia en estos momentos.

Navarra: por el momento ha decido confinar toda la región durante lo próximos 15 días.

Castilla y León: el Ejecutivo ha remitido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para solicitar el establecimiento del toque de queda como una de las medidas restrictivas que deben aprobarse. Igea ha afirmado que las cifras apuntan a la posibilidad de que se pueda provocar de nuevo un "colapso sanitario".