La exhumación de Franco del Valle de los Caídos, programada para este jueves por la mañana, podría sufrir varios contratiempos debido a la previsión de lluvias.

Todo está preparado para que el cuerpo del dictador sea trasladado hasta el cementerio de Mingorrubio con helicóptero aunque la previsión de lluvias e incluso nevadas en una cota superior a los 1.700 metros podría alterar esos planes.

Según la previsión de Aemet, durante la mañana del jueves la probabilidad de lluvia es del 85% aunque pasado mediodía baja hasta el 25%.

Así será la exhumación de Franco

El Gobierno comunicó a la familia Franco su intención de trasladar en helicóptero el féretro con los restos del dictador desde el Valle de los Caídos hasta el cementerio de Mingorrubio en El Pardo (Madrid).

La exhumación de Franco será con la Basílica cerrada al público por seguridad. Según el Ministerio del Interior, "va a ser el dispositivo más seguro y se evitará cualquier espectáculo".

Quien puede estar presente es la familia. También estará la ministra de Justicia en funciones en calidad de notaria mayor del reino. Los medios de comunicación no tendrán acceso a los espacios privados pero sí al espacio público.

Costará entre 11.000 y 12.000 euros todo el traslado, según informó la vicepresidenta del Gobierno en funciones tras el Consejo de Ministros que aprobó la exhumación del dictador.

Se sabe que la lápida de 1.500 kilos se levantará con la ayuda de una grúa, con un equipo de operarios y un forense presente que supervisará el estado de un féretro que lleva 44 años enterrado en una zona por la que pasa una corriente de agua.

Además, se colocarán una especie de biombos o similar alrededor para evitar que se tomen imágenes de lo que ocurrirá dentro de la cripta.