El Supremo responde a la familia Franco: "la sentencia es clara" y, por lo tanto, no procede explicar nada. La familia del dictador, en un nuevo intento por retrasar la exhumación, había pedido al Alto Tribunal una aclaración sobre la sentencia que da vía libre a sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos.

La familia quería saber si, en caso de no tener "autorización eclesiástica" de la Comunidad Benedictina, es decir del prior, ésta podía ser suplida por una autorización judicial y, en su caso, a qué órgano le correspondería. Pero la respuesta del Supremo no deja lugar a dudas. "Como sin duda conoce la parte recurrente (la familia), a ningún otro órgano judicial distinto de esta Sala corresponde conocer de las actuaciones del Consejo de Ministros ni de la ejecución de esta sentencia".

Un argumento que también podría aplicarse al caso del juez de Madrid -José Yusty Bastarreche,- que mantiene paralizada de forma cautelarísima la licencia de obras municipal para levantar la losa de Franco cuando el Supremo dijo que dicha licencia no era necesaria.

El prior del Valle no autoriza la entrada a la basílica

La postura tajante del Supremo se produce justo después de que el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, haya advertido al Gobierno de que no permitirá el acceso a la basílica para la exhumación hasta que la Sala responda a sus alegaciones.

El prior del Valle de los Caídos niega el acceso a la basílica y alega que "se está vulnerando la libertad religiosa".

En una carta a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, Cantera afirma que la "Abadía no autoriza el acceso a la Basílica con la finalidad de acceder a una 'res sacra'". Y advierte que la sentencia del Supremo "no resuelve" las alegaciones que han presentado y sería una "vulneración de la libertad religiosa" pretender "actuar en un lugar sagrado" sin contar con la "preceptiva autorización eclesiástica".

La misiva ha sido registrada este miércoles y responde a la anterior carta enviada por Calvo el pasado 3 de octubre en la que se concedió cinco días a la Abadía para responder si permitía la exhumación de Franco. En este contexto, Cantera alega que la decisión del Supremo se ha producido en un procedimiento en el que la Abadía "no ha sido parte" y por ello no "resuelve las alegaciones esenciales" planteadas en su recurso.

Cree el prior que la última palabra la tiene el Constitucional y después el Tribunal de Estrasburgo.

El prior recuerda que en su demanda esgrimían "vulneraciones de los derechos fundamentales" y afirma que la "última palabra" corresponde al Tribunal Constitucional y después al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Advierte que se sigue negando a facilitar la exhumación, ya que "no existe consentimiento de la familia y se mantienen los principios religiosos y morales".

Desde el Gobierno en funciones recuerdan a laSexta que "la máxima autoridad eclesiástica es el Vaticano y ya dijo que tras la sentencia del Tribunal del Supremo no tenían nada que añadir".

A la espera del juez Yusty

Con respecto al juez Yusty, la Abogacía del Estado ya ha pedido que se levanten las medidas cautelares y le ha solicitado que archive la causa que mantiene paralizada la exhumación de Franco del Valle de los Caídos. Desde el Gobierno sostienen que tiene que hacerlo tras la sentencia del Tribunal Supremo

Piden al juez Yusty el archivo tras la sentencia del Supremo que dice que la obra no reviste problemas de seguridad.

Sin embargo, fuentes jurídicas a laSexta aseguraban hace unos días que el magistrado va a pedir un informe a las partes (en este caso, la familia Franco) antes de tomar una decisión, antes de decidir si mantiene o no las medidas cautelares. Pero su argumentación debería quedar sin efecto tras la decisión del Supremo.

En febrero, Yusty aceptó las medidas cautelarísimas contra el informe del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial en relación a la licencia para levantar la losa de la tumba y proceder al traslado de los restos mortales. Yusty aludió en su auto que las obras no eran seguras.

Este magistrado meses antes se había pronunciado en un artículo en contra del Gobierno por querer "revivir todos los hechos que llevaron a la Patria a aquellos momentos difíciles". Ante ello, la Abogacía del Estado planteó ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid un incidente de recusación para apartar al juez del procedimiento. Finalmente, el Alto Tribunal madrileño no dio salida a la recusación y acordó el pasado junio mantener al juez.

La intención del Gobierno es exhumar a Franco ya este mismo mes de octubre, insisten en cuanto antes, aunque aún no hay fecha.

El Supremo, en su sentencia, avaló el acuerdo del Gobierno para exhumar al dictador e hizo especial mención a las operaciones para su traslado. Afirma que las obras, consistentes en levantar una losa, extraer los restos y reponer el solado original revirtiendo así el pavimento de la basílica a su estado anterior a 1975, no concurren especiales problemas de seguridad ni tampoco riesgo de daños a los elementos ornamentales que no puedan ser restaurados, en el caso de que llegaran a producirse.