A pesar de que PP, Cs y Vox sumaban 14 concejales, suficientes para obtener la alcaldía de Burgos y que Vicente Marañón estuviera al frente del Ayuntamiento, finalmente no ha sido así.

Vox se ha votado a sí mismo y ha facilitado que la alcaldía de Burgos recaiga en manos del socialista Daniel de la Rosa.

El PSOE ha obtenido 13 votos, los 11 que tenía más los dos de Imagina Burgos.

A pesar de que Daniel de la Rosa es el nuevo alcalde de la ciudad, la aritmética permitiría que la derecha sumara en una moción de censura arrebatando, por tanto, la alcaldía de Burgos.

A través de Twitter, Javier Maroto ha anunciado que el Partido Popular pondrá en marcha una moción de censura para arrebatar la alcaldía de la ciudad de Burgos al PSOE.

 

Desde la dirección nacional de Vox afirman que sus concejales han incumplido la disciplina de partido y que, por tanto, deberán atenerse a las consecuencias que estime oportunas el comité de garantías.