El secretario judicial del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Joaquim Martínez, que presenció el encuentro entre el coronel Diego Pérez de los Cobos y Josep Lluís Trapero ante la jueza Mercedes Armas ha declarado este miércoles como testigo en el juicio al exmayor de los Mossos d'Esquadra.

En su declaración, ha recordado que la jueza que ordenó impedir el 1-O les pidió "paciencia y contención" horas antes de que se desalojaran los colegios electorales.

"Vino a decir que el día 1 de octubre sería un día difícil y complicado pero que confiaba en la profesionalidad de los tres cuerpos", ha explicado el testigo, a preguntas de la abogada de Trapero, Olga Tubau.

Martínez, aunque dice no recordar los términos exactos, ha explicado que la magistrada "venía a decir que había que tener paciencia, que había que actuar con prudencia, con contención".

Durante una reunión con la jueza instructora, que el propio Trapero solicitó (según ha indicado el testigo, preguntado por el fiscal), el entonces mayor de los Mossos "trasladó que estaban ocurriendo circunstancias graves". "No sé si lo dijo explícitamente, pero apuntó que era por la actuación de otros cuerpos", ha indicado el secretario judicial.

Según su testimonio, la magistrada Armas pidió explicaciones a Pérez de los Cobos, que reconoció que se estaban produciendo situaciones difíciles pero aseguró que la situación estaba bajo control, a lo que la jueza dijo que si había problemas de coordinación podían quedarse en el despacho y comentarlo. Del encuentro, ha dicho, no levantó acta porque "no era una reunión formal".